Si Coca-Cola es la chispa de la vida, el agua es el elemento primordial para encenderla. El agua es uno de los ingredientes más importantes para Coca-Cola y nuestro recurso más preciado. Procurar su calidad es el pilar básico sobre el que se construyen los demás matices de sabor, aroma y textura a través del añadido de dióxido de carbono o azúcar, ingredientes que también son sometidos a controles de calidad.

Por esa razón, monitoreamos exhaustivamente cada una de las fases del tratamiento del agua, adecuándolas a los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud, legislaciones locales y nacionales y a los estándares establecidos por The Coca-Cola Company.

El proceso de elaboración de Coca-Cola

En la siguiente galería de fotos te mostramos cómo el azúcar y el dióxido de carbono que serán incluidos en la bebida son sometidos a un riguroso control de calidad que verificará que todos los lotes recibidos en la planta de fabricación sean aptos para formar parte de la Compañía. Si bien el procedimiento de elaboración de la bebida es estándar, puede haber variaciones entre las distintas embotelladoras, pero la calidad final es la misma: