Una de las preocupaciones de los consumidores es la ingesta de azúcar. Es por ello que Coca-Cola está respondiendo a las nuevas demandas con menos azúcar, más información, envases más pequeños y más opciones de bebidas.

La Compañía apoya las recomendaciones de autoridades sanitarias, como la OMS, de que las personas deben limitar su consumo diario de azúcar añadido a no más del 10% de la ingesta total de energía. Tenemos ya un largo recorrido en la implementación de medidas para contribuir con este objetivo, como la disminución del azúcar en nuestro portafolio de bebidas u ofrecer en las etiquetas de los envases información clara y transparente.

Compromiso con Bolivia

Si algo caracteriza a Coca-Cola es la innovación, ya que constantemente busca introducir nuevas marcas y productos para responder a las necesidades de los consumidores y ofrecer opciones variadas para distintos estilos de vida.

Así, en Bolivia, la Compañía está liderando el cambio en el mercado al adaptar la composición de muchas de sus bebidas para reducir o eliminar su contenido en azúcar. En la actualidad, de las 30 opciones de bebidas que ofrecemos en nuestro portafolio, el 17% son bajas o sin calorías, y nuestro objetivo es alcanzar el 50% de opciones sin calorías para el 2020.

Si regresamos en el tiempo, en el 2000 lanzamos al mercado Coca-Cola Light, siendo la primera bebida sin azúcar. Le siguió Sprite Zero en 2007 y, poco más tarde, se unieron Fanta Zero y Coca-Cola Zero. 

Lanzamientos de nuestras bebidas sin azúcar.

En 2016, la Compañía presentó en Bolivia Marca Única, una estrategia mediante la cual la Compañía transfiere la fuerza y el atractivo de su marca emblema para integrar todas las variantes de Coca-Cola y potenciar sus versiones bajas y sin calorías.

Tras el lanzamiento de esta iniciativa, Coca-Cola se convirtió en una sola marca con dos opciones: el sabor Coca-Cola Original y la opción Zero, unificando por primera vez los atributos del producto, como el sabor refrescante y estimulante, con los valores de la marca, optimismo, cercanía, simpleza y autenticidad, todo en un mismo mensaje.

Uno de los compromisos dentro de la estrategia es asegurar la disponibilidad de nuestras opciones bajas y sin calorías, que son distribuidas de la misma forma que la Coca-Cola Sabor Original.