Los límites no existen cuando se sueña con un futuro mejor. Es el caso de Luz Inda Valdiviezo, quien, gracias a su esfuerzo y compromiso, ganó una beca Forjando Futuro para cursar sus estudios de Economía en la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” de La Paz.

Cada año, la Fundación Coca-Cola Bolivia y la Universidad Católica Boliviana entregan tres becas, que cubren el costo total de los estudios además de los libros y los gastos relacionados, para que los jóvenes tengan las condiciones necesarias y que se concentren en sus materias.

Luz conoció las becas mientras terminaba sus estudios en el colegio Guerrilleros Lanza en el municipio de Coroico, a 103 kilómetros de la ciudad de La Paz, y no dudó ni un segundo para aplicar a estas ayudas.

“Desde un principio he querido entrar a esta universidad, pero mis padres no podían costearme el gasto, así que cuando gané la beca todos estábamos felices”, contó Luz.

Luz con Macelo Villafani, Rector Regional de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” de La Paz.

Desde ese momento su vida dio un giro. En 2013 se mudó a La Paz y comenzó sus estudios en la carrera de Economía para cumplir uno de sus mayores sueños: tener un título profesional.

“Es la oportunidad de mi vida, Coca-Cola al entregar las becas está dando oportunidades de vida para los jóvenes, porque esta beca está destinada a jóvenes con bajos recursos, pero con grandes sueños”, dijo Luz.

Hacia un futuro mejor

Luz demostró que la beca era más que una ayuda, y consiguió llegar a ser ayudante de la materia microeconomía durante dos semestres.

“Ya estoy terminando mi tesis, y veo que tengo un futuro maravilloso por delante. Mis padres están felices porque saben que ya tengo una herramienta para vivir que va ser mi título, mi profesión”, expresó Luz.

En la actualidad, está postulando para realizar sus prácticas laborales en la Compañía. “Quisiera trabajar con la Fundación Coca-Cola porque con mi tesis he visto que la economía social mejora las condiciones de las personas”, sostuvo la becaria.

Luz está segura de que nada es imposible en la vida y anima a otros jóvenes para que apliquen a estas becas. “Te eligen por tu capacidades, por tu inteligencia y tu forma de razonar, todo es posible si te esfuerzas y luchas”, añadió.

Desde 1999, 40 jóvenes han sido beneficiaros de estas becas. En la actualidad, 12 chicos y chicas realizan sus estudios de pregrado en la Universidad Católica de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.