El respeto a los derechos humanos y de los trabajadores es parte intrínseca de la cultura de The Coca-Cola Company y guía las interacciones de la Compañía con sus socios embotelladores, proveedores, clientes, consumidores, empleados y con las comunidades en las que opera.

Para cumplir con esta responsabilidad en los más de 200 países y territorios en los que está presente, The Coca-Cola Company viene estableciendo desde hace años un marco de trabajo concreto como base para desarrollar programas y políticas en todo el mundo que eviten impactos negativos en los derechos humanos y laborales como resultado de las acciones empresariales no solo de la Compañía, sino también de sus socios embotelladores y proveedores.

Ahora The Coca-Cola Company ha dado un paso más en este sentido y publica su primer informe de desempeño en derechos humanos. El documento, elaborado por una auditora independiente y alineado con los Principios Rectores sobre empresas y derechos humanos de la ONU, informa sobre los principales riesgos para los derechos humanos dentro de la cadena de valor de The Coca-Cola Company y explica el proceso para identificarlos y cómo responder a ellos, además de compartir los avances más destacados.

Hablamos con el director de Global Workplace Rights en The Coca-Cola Company, Brent Wilton, sobre este documento y su alcance, que complementa el Informe de Sostenibilidad publicado recientemente.

El director de Global Workplace Rights en The Coca-Cola Company, Brent Wilton, en un momento de la charla con Coca-Cola Journey Global.

¿Por qué The Coca-Cola Company publica un informe sobre derechos humanos?

El respeto a los derechos humanos es clave dentro del compromiso con la sostenibilidad de la Compañía y para las comunidades en las que operamos. Nuestra manera de abordar esta cuestión ha ido madurando a lo largo de las décadas, como también lo han hecho las expectativas de nuestros grupos de interés.

Analizamos continuamente el impacto del Sistema Coca-Cola (la Compañía y sus socios embotelladores en todo el mundo) en el ámbito de los derechos humanos y es algo que compartimos de una manera transparente y significativa. La publicación de nuestro primer informe de derechos humanos es un paso fundamental en este viaje.

¿Es importante que las empresas alineen esta clase de informes con los Principios Rectores sobre empresas y derechos humanos de la ONU?

Para The Coca-Cola Company desde luego que lo es. Estos Principios Rectores, que la Compañía ha apoyado públicamente desde su aprobación en 2011, forman parte de la base de nuestras políticas y programas sobre derechos humanos. El Marco de Informes de Principios Rectores de las Naciones Unidas, establecido en 2015, es la primera guía integral para que las empresas informen sobre estas cuestiones. Proporciona una manera útil de comunicar su impacto de un modo completo y transparente.

¿En qué se diferencia este informe del de sostenibilidad?

Si bien hemos ido informando de nuestros progresos en materia de derechos humanos a través de la página web corporativa de The Coca-Cola Company y de nuestros sucesivos informes de sostenibilidad, lo cierto es que este nuevo documento ofrece una visión más completa de nuestro compromiso con los derechos humanos y de nuestro impacto en las personas y en las comunidades de los territorios en los que estamos presentes.

Por primera vez, enumeramos públicamente y analizamos los 13 principales riesgos para los derechos humanos asociados a la actividad empresarial de The Coca-ColaCompany y sus relaciones comerciales. Estos tienen que ver con la seguridad y la salud de los trabajadores, la igualdad, el trabajo infantil, los trabajos forzosos, los derechos sobre la tierra y el derecho a la privacidad, entre otros.

El primer informe de desempeño en derechos humanos de The Coca-Cola Company está alineado con los Principios Rectores sobre empresas y derechos humanos de la ONU.

¿Cómo responde a estos riesgos The Coca-Cola Company?

A través de nuestras más de 2.500 auditorías anuales, comprobamos el grado de cumplimiento de los derechos humanos por parte de la Compañía, los embotelladores y los proveedores. Este entendimiento, junto a un sólido manejo de la gestión de riesgos y la debida diligencia, nos permiten abordar estos desafíos.

¿Cuáles son los principales problemas emergentes a los que The Coca-Cola Company tendrá que responder?

En este primer informe hemos identificado que las áreas que requieren una mayor atención son: subsanar el impacto negativo en trabajadores de nuestra cadena de suministro; la protección de los defensores de los derechos humanos; la necesidad de una mayor precisión en la recopilación de datos; y la integración de los Principios Rectores de las Naciones Unidas en la cadena de suministro.

Durante 2018 y en años sucesivos, trataremos de atajar estos asuntos e informaremos de nuestros logros. En un área tan compleja y cambiante como es la de los derechos humanos, siempre habrá cosas por hacer.

Seguimos centrados en desarrollar programas en pro de los derechos humanos que incorporen la asunción de responsabilidades, la transparencia y que ayuden a garantizar un impacto positivo para los empleados, clientes, consumidores y las comunidades donde operamos, contribuyendo así al crecimiento del negocio.