Antes que nada, debo confesar que soy un gran fan de The Beatles. En mi iPhone tengo un número exagerado de canciones de ellos y los estoy escuchando mientras escribo esto. Ahora que mi confesión ha terminado, aquí está mi historia con The Beatles.

Hace varios años compré una copia de The Beatles: The True Beginnings (The Beatles: Los verdaderos inicios), por Roag Best con Pete y Rory Best. El libro cuenta la historia de The Casbah Coffee Club, el lugar donde el grupo comenzó su carrera.

Compré el libro porque, como fanático, vi una nevera de Coca-Cola en la fotografía de la portada. Sentí curiosidad por conocer más sobre cómo esa nevera había llegado a la fotografía, así que le escribí a Roag Best en Casbah Coffee Club para pedirle más información. Tuvimos un intercambio de correos electrónicos durante meses, y quise compartir la historia del nacimiento de The Casbah Coffee Club, The Beatles y Coca-Cola.

El libro The Beatles: The True Beginnings cuenta la historia de The Casbah Coffee Club, el lugar donde Los Beatles empezaron.

Los inicios de The Casbah Coffee Club

En 1959 en Liverpool, Inglaterra, Mo Best decidió abrir un café club para capitalizar la creciente popularidad entre los adolescentes de la emergente música rock ‘n’ roll. Ella limpió el sótano de su casa ubicada en 8 Haymans Green y, con la ayuda de su familia y de unos chicos de la localidad -cuyos nombres eran John, Paul y George-, lo pintaron con diseños fantásticos que incluían arañas, dragones y estrellas. Luego, el 29 de agosto de 1959, The Casbah Coffee Club abrió con la animación musical de The Quarrymen con John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ken Brown.

Aunque el grupo tocaba habitualmente en el club, los miembros de la banda, e incluso el nombre del grupo, cambiaron. Paul McCartney le pidió a Pete Best que se uniera al grupo como baterista, y cuando salieron a hacer una gira en Hamburgo, Alemania, el nombre de la banda cambió a The Beatles. A su regreso a Liverpool, el 17 de diciembre de 1960, The Beatles tocó en The Casbah con el nuevo sonido en bruto del rock 'n' roll que habían perfeccionado en Alemania. Seis meses más tarde estaban grabando su demo en Londres. Poco tiempo después, empezó la Beatlemanía.

John, Paul y George ayudaron a pintar The Casbah con diseños fantásticos, incluyendo arañas, dragones y estrellas.

La razón por la que Coca-Cola estaba ahí

¿Cuál fue el rol de Coca-Cola en todo esto? Más de lo que imaginarías. A través de Roag Best pudimos ponernos al día con Johnny Johnson, quien trabajaba para el embotellador de Coca-Cola en Liverpool. Johnson trabajaba activamente para asegurarse de que, aunque se llamaba café club, Coca-Cola era la bebida preferida.

A través de Johnson, The Casbah recibió un rótulo de Coca-Cola con el nombre del club. Johnson también tenía neveras en el lugar, y allí se vendía la suficiente cantidad de Coca-Cola para que The Casbah Coffee Club se convirtiera en la cuenta con más ventas en Liverpool, por lo que eran necesarias dos o tres entregas a la semana.

Es fácil ver por qué un nuevo y grandioso lugar con buena música y una multitud de adolescentes sonaba como una combinación ganadora para cualquier persona que vendía Coca-Cola. Johnson incluso tocó con la banda un par de veces.

The Casbah se conserva como un museo de The Beatles y se ve exactamente igual que cuando lo cerraron en 1962 (el mismo año que The Beatles lanzaron su primer disco). El escenario, el equipo musical, e incluso los dibujos que hizo la banda, se mantienen de forma impecable. Nunca he visitado Liverpool, pero puedes estar seguro de que, si lo hago, The Casbah será mi primera parada.

Aunque se le llamaba café club, Coca-Cola era la bebida favorita en The Casbah.