En línea con nuestro compromiso con el cuidado del Medio Ambiente, Coca-Cola Bolivia se consolida como líder regional en el reciclaje de plástico, trabajando de manera continua en la fabricación de envases sostenibles. En 2017 cumplimos una de nuestras principales metas para reducir la huella de carbono, logrando utilizar en todo nuestro portafolio de bebidas el 30% de plástico reciclado en la fabricación de nuevas botellas PET (Tereftalato de Polietileno), marcando un nuevo hito en nuestra historia.

Estamos muy orgullosos de este avance y por ese motivo queremos ayudarte a reconocer cuándo un envase está fabricado parcialmente con plástico reciclado, y así puedas elegir una botella que respeta al medio ambiente.

Logramos utilizar el 30% de plástico reciclado en nuestros envases.

El material que proviene de botellas de plástico PET recicladas se le llama PET PCR (Tereftalato de Polietileno Post Consumo Reciclado) o resina reciclada. Aplicando nuestros más altos estándares de calidad, las botellas ya usadas pasan por un minucioso proceso en la empresa EMPACAR para que ese material pase a formar parte de otros envases.

Todas las botellas que han sido fabricadas con esta resina reciclada llevan impresa esta información y puedes verificarlo en el espacio entre la tapa y la etiqueta. Allí observarás que dice “PET PCR 30%”; es decir, que ese envase está hecho con un 30% de resina reciclada.

Así, la próxima vez que elijas una bebida de nuestro portafolio sabrás que está fabricada con resina reciclada y que es un envase sostenible.