El cuidado del agua es una de las prioridades de Coca-Cola, y es por esto que impulsa su programa Cosecha Azul en Cochabamba, con el cual busca aumentar la cantidad y calidad de agua de la población y optimizar la producción agropecuaria en las localidades rurales.

La iniciativa fue presentada por la Fundación Coca-Cola de Bolivia y la organización no gubernamental Catholic Relief Service (CRS), en alianza con la Fundación AGRECOL Andes. Se trata de un proyecto para reponer agua, a través de acciones de restauración en cuencas y la gestión integral de recursos hídricos.

Cosecha Azul está en marcha desde marzo en el municipio cochabambino de Vinto, en las subcuencas Collpa y Keraya -que son parte de la cuenca Viloma-, cuyo río es uno de los principales afluentes del río Rocha.

El tiempo previsto de trabajo es de un año, aunque se espera que se amplíe por un total de tres. En este periodo se prevé reponer 120 millones de litros de agua mediante la protección de 300 hectáreas de suelo, en las que 100 productores desarrollarán buenas prácticas agroecológicas y agroforestales. Se calcula que se beneficiarán de forma indirecta alrededor de 25.000 habitantes de la zona.

Guillermo Gonzáles-Quint Reina durante la presentación de Cosecha Azul en Cochabamba.

El Presidente de la Fundación Coca-Cola de Bolivia, Guillermo Gonzáles-Quint Reina, explicó que según especialistas, el departamento de Cochabamba “es un territorio azotado de manera permanente por sequías que provocan escasez de agua, que afectan de manera directa a los sistemas de vida, la producción agropecuaria, la salud y el equilibrio de ecosistemas frágiles”.

“Durante el 2016, 30 de los 47 municipios de Cochabamba se declararon en emergencia por la sequía. Es por esto, que los proyectos que prevean proteger y reponer el agua en el departamento son de suma importancia”, afirmó Gonzáles-Quint.

Así, el programa Cosecha Azul quiere poner su granito de arena para el cuidado de agua, así como contribuir a la mejora de la calidad de vida en las áreas rurales optimizando la producción agropecuaria.

Así funciona Cosecha Azul

Las acciones del programa implican actividades como la promoción de prácticas agroecológicas y agroforestales en áreas agrícolas, el manejo adecuado de pasturas nativas y la reforestación y protección de fuentes de agua en áreas no agrícolas. El principio bajo el que se mueve esta iniciativa es mejorar el uso y manejo de los suelos, poniendo énfasis en la cobertura vegetal para disminuir los procesos de erosión, la escorrentía y mejorar la retención e infiltración de agua.

Para la medición de la cantidad de agua recuperada y/o protegida se utiliza una herramienta llamada Calculadora de Beneficios Hídricos (CBH) y la medición se hace en millones de litros de agua. Esta herramienta fue creada por CRS en alianza con el organismo internacional Limnotech, que a su vez cuenta con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Un compromiso global

Las tareas de reposición de agua son parte del compromiso global del Sistema Coca-Cola de reabastecer al planeta el 100 % del agua utilizada en la elaboración de sus bebidas hasta el 2020, una meta que a nivel global se cumplió en agosto del 2016.

En Bolivia, a través de la Fundación Coca-Cola, la Compañía se suma a este proceso de reabastecimiento de agua con un proyecto de características similares en Santa Cruz y ahora en Cochabamba.

Si quieres conocer más sobre los proyectos de recuperación de Agua de Coca-Cola en Bolivia, lee esta nota.