Una de las grandes metas que la Compañía Coca-Cola tiene a nivel global es reducir su huella de carbono. Con base en este objetivo, desarrolló la iniciativa Botella a Botella, a través de la cual utiliza resina reciclada para la producción de sus propios envases en un proceso que contempla recolección post consumo, reciclado y producción de nuevos empaques.

¿Cómo es el ciclo del proyecto Botella a Botella?

El ciclo de esta iniciativa - de alcance mundial, tecnológicamente compleja y desafiante a nivel logístico -  se inicia a partir de programas de recolección de las botellas, continúa con su reciclaje y depurado, y culmina con la producción de nuevas botellas que incluyen un 25% del tereftalato de polietileno (comúnmente llamado PET) reciclado.

Además de reducir la huella de carbono que genera en sus procesos industriales, a través de Botella a Botella la Compañía busca darle valor agregado al material post consumo. Esto genera mayor valor en la recolección y en el proceso mismo de reciclaje y reduce al mismo tiempo la contaminación del medio ambiente.

¿Qué países de la región se han destacado en este programa?

Hay países como Ecuador donde la Compañía ha cumplido la meta de  producir todas las botellas con un 25% de resina de origen reciclado. Colombia está cerca del 20% y Centroamérica está en el 25%. En el caso concreto de Ecuador, en 2014, se recolectaron 10.800 toneladas de PET.  Entre los países de la región más beneficiados en términos generales (ambientales, sociales, económicos) está Costa Rica, Colombia, Ecuador y Guatemala.

En Bolivia, el programa Botella a Botella se implementó en el año 2010. Los resultados hasta el momento son alentadores, nuestro país produce botellas con 10% de PET reciclado, estando próximos a conseguir la meta global de la Compañía.

Las 3 R ambientales de Coca-Cola

El énfasis y la promoción que hace Coca-Cola de los envases retornables es una acción más dentro de la política de sustentabilidad ambiental que rige a la Compañía en todos los países en los que está presente. Y eso incluye las 3 R ambientales de la Compañía:

  • Reducir: Coca-Cola diseña más botellas con menos materia prima. Es decir, al reutilizarse, evita la fabricación de nuevos envases.
  • Reutilizar: los envases retornables se usan en innumerables oportunidades, así las personas ahorran dinero gracias a que prefieren un material que es 100% renovable y retornable.
  • Reciclar: las botellas se fabrican a partir de material reciclado. Cada año, se recupera para reciclaje el 28% del PET utilizado en los envases, lo que equivale a 10 mil toneladas.

En la siguiente infografía puedes ver cuáles son las etapas por las que debe pasar un envase retornable: