El deporte y la conservación del medio ambiente se unieron en la carrera La Paz 3600 10K, que este año llevó un poderoso lema para conservar y promover los bosques urbanos: un corredor, un árbol.

La competencia fue organizada por el Banco de Desarrollo de América Latina, la Alcaldía de La Paz, Powerade y la CAF, que portará un nuevo árbol a la ciudad por cada corredor inscripto en la competencia.

"Queremos hacer de La Paz una ciudad ecoeficiente y resiliente al cambio climático para mejorar la vida de los ciudadanos", expresó la Directora Representante de la CAF en Bolivia, Gladis Genua.

Adicionalmente, los cinco mil primeros corredores recibieron camisetas de color naranja realizadas con material reciclado, al igual que las medallas repartidas en la meta.

Los competidores Omar Quisbert y Franklin Siñani mostrando sus medallas en la meta de la carrera “La Paz 3600 10k”.

"Para preservar el medio ambiente, la polera tiene un alto porcentaje de hilo reciclado y las medallas tienen madera reciclada", explicó el Ejecutivo Senior de la CAF, Francisco Moreno.

¡A correr!

Desde primera hora de la mañana, una marea naranja de al menos diez mil deportistas ocupó el punto de partida en la plaza Villarroel para comenzar los diez kilómetros hasta los puentes Trillizos.

Para afrontar el desafío, muchos de los deportistas acudieron acompañados de sus amigos, de sus parejas e incluso de sus perros. En el trayecto, los puntos de hidratación de Powerade refrescaron a los competidores y las bandas de música ayudaron a mantener la marcha.

Distintos “puntos verdes” ubicados estratégicamente a lo largo del recorrido sirvieron para que los corredores depositasen los residuos y hacer de "La Paz 3600 10k" una carrera sostenible.

Gracias a la participación de los miles de entusiastas corredores se podrá plantar más árboles en La Paz que ayudarán a reducir el impacto del calentamiento global.


Si quieres conocer otras iniciativas sostenibles, visita esta sección.