Frescura, alegría, sabor, diversión, aventura, experiencias... son algunas palabras que vienen a la mente cuando se menciona a Fanta. Y es que aunque ya tiene varias décadas de existencia, sigue siendo la favorita de adolescentes y jóvenes.

Este vínculo ha dado lugar a que sean los adolescentes los protagonistas del proyecto para diseñar una nueva imagen visual de Fanta.

El arduo trabajo entre los equipos creativos de la Compañía y los jóvenes dio como fruto una renovada Fanta, que no sólo cuenta con un nuevo logotipo lúdico en dos dimensiones, sino también con un cambio en la forma de la botella.

La nueva botella de Fanta deja de ser simétrica, ahora tiene una vuelta en su centro.
La nueva botella de Fanta deja de ser simétrica: ahora tiene una vuelta en su centro.

Aunque el envase original de Fanta ha sido rediseñado antes, esta es la primera vez que la botella deja de ser simétrica. Ahora presenta una forma de espiral en su parte inferior, que da la idea de que se está exprimiendo hasta la última gota de sabor.

La participación juvenil también ha sido vital para la campaña de comunicación de la marca, cuyas piezas fueron co-creadas junto a este grupo de adolescentes. La experiencia fue tan positiva que Fanta prevé seguir fortaleciendo su vínculo con los jóvenes y continuar invitándolos para que sumen su sello creativo a futuras campañas.