Con la implementación de su propio delivery gratuito, Embol, una de las embotelladoras de Coca-Cola en Bolivia, busca que las familias puedan disfrutar de sus bebidas favoritas de manera segura y sin salir de sus casas. Journey acompañó al carro repartidor de la plataforma micoca-cola.bo durante una jornada de entregas.

Seguir juntos pese a la distancia. Bajo esa premisa, Embol, una de las embotelladoras de Coca-Cola en Bolivia, desarrolló una plataforma que permite acceder a los productos de la Compañía y poder recibirlos en casa.

Los pedidos se realizan a través de micoca-cola.bo y la entrega llega a destino en menos de 24 horas, directo a la puerta de los hogares de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Tarija. En cuatro simples pasos, los usuarios ponen en marcha el proceso de delivery.

Journey acompañó al chofer Ronal Via durante una jornada de reparto. Ronal visita un promedio de 20 hogares al día, dependiendo la zona y el día. El producto que más solicitan en este delivery es la Coca-Cola de dos litros.

Ronald es riguroso en las medidas de bioseguridad ya que siempre usa barbijo, mantiene la distancia social y desinfecta los productos al cargar en planta y al momento de la entrega. En caso que el cliente no tenga barbijo le proporciona uno, antes de la entrega de sus pedidos.

Antes de hacerse cargo del delivery desde mayo, se desempeñaba como técnico de dispensadores. "Me gusta mi trabajo, estoy en contacto con las personas. Los hogares que visitamos son responsables con las medidas de bioseguridad", señala entusiasmado.


A las 8.00 de la mañana la furgoneta de micoca-cola.bo carga las bebidas en el depósito de la embotelladora, y después de revisar el recorrido establecido, Ronal parte rumbo a los diferentes barrios.

Su primera parada es en la casa de José Luis Cruz. Al llegar, Ronal toma todas las medidas de bioseguridad y toca el timbre. “Es la primera vez que pedimos y en menos de 24 horas está en nuestra puerta. Es un buen servicio”, señala entusiasmado José Luis.

La camioneta de micoca-cola.bo comienza su recorrido temprano en la mañana 


Desde que la plataforma se lanzó, en mayo pasado, la valoración ha sido muy positiva. “Es necesario reforzar nuestro compromiso, abasteciendo de forma segura a las familias bolivianas”, apuntó Bernardo Molina, Jefe Nacional de Canales Digitales de Embol, a la vez que adelantó que la plataforma ofrecerá promociones especiales, y remarcó que el servicio permite pagar en efectivo, con tarjeta de débito o crédito, o con código QR.

A medida que avanza la mañana, otros cuatro domicilios reciben sus pedidos. Algunos ya van por su tercera compra online, como es el caso de Daniel Chávez, quien se abastece de sus bebidas preferidas por este medio una vez al mes.

“El servicio es muy bueno, rápido y confiable. De esta forma, evitamos ir a mercados u otros centros con aglomeración de personas. Y lo mejor: podemos pagar con tarjeta”, afirma Daniel.