En 2014, Claudia Pozo se convirtió en la primera mujer en conducir un camión de Coca-Cola para la planta de Embol, una de las embotelladoras de Coca-Cola en Bolivia. Pero su espíritu innovador no se detuvo allí: en 2020 creó su cuenta en TikTok, desde donde comparte a sus cerca de 3.000 seguidores su día a día laboral, sketches de humor y consejos sobre el cuidado del medio ambiente.

En cuestión de segundos y mientras está detenida entregando una carga, Claudia ya tiene un nuevo video para su plataforma de TikTok. Sus dos ayudantes aparecen como extras o protagonistas, según la inspiración del momento. Claudia ha descubierto que cuenta puede ser una poderosa herramienta para ayudar a crear un Un Mundo sin Residuos.

“Creé mi cuenta durante la cuarentena rígida, en marzo de 2020. Había poca carga, teníamos que esperar por clientes, y ahí viendo el teléfono me descargué TikTok. Al principio solo era personal, cosas sencillas, después de a poco y con sugerencias de algunos colegas me enfoqué en contenidos del trabajo”, explica la conductora, de 38 años.

Claudia es la primera mujer conductora de Embol y forma parte del equipo de más de 160 choferes que prestan el servicio de transporte en Santa Cruz. Desde su casa ubicada en el barrio Los Lotes, al este de la ciudad, solo tarda unos minutos en llegar a la planta de la embotelladora, donde la espera su camión y sus dos ayudantes. A las 7 en punto comienza su ruta de reparto, que abarca la zona de Villa Warnes, entre el tercero y cuarto anillo de la zona sureste de la ciudad.

Para Claudia, su familia y el trabajo son el motor de su existencia. Por eso procura que en ambas facetas de su vida, el tiempo compartido sea de calidad. Tanto en su casa, junto a sus tres hijos y su esposo, como en el trabajo con sus dos ayudantes y clientes. Pero el TikTok le ha dado la motivación para romper la rutina algunos días y documentar momentos agradables con sus colegas y clientes o simplemente reflexiones en solitario a las que agrega su toque de humor.

Esta tiktokera promueve, entre otras cosas, el cuidado del ambiente. Su comunidad de seguidores crece cada día y en algunas tiendas, sus clientes ya la reconocen como “la del TikTok”. Esto también la motiva a crear contenidos originales con sus clientes responsables y fieles. “Primero vi que se puede promover la marca, informar a los clientes, promover al promotor y distribuidor. Después ya me surgió la idea de hacer videos con consejos. La idea surge en ese momento, no es cosa de grabar videos todos los días”, aclara.

Una influencer del cuidado del ambiente

Claudia está convencida de que las redes sociales, bien utilizadas, pueden generar conciencia ambiental, y esta idea se le vino a la cabeza en uno de sus recorridos. “Vi una plaza hermosa, con muchos árboles y en ese momento me surgió la idea de grabar un TikTok hablándole a la gente para que cuide a los árboles y plante más”, señala.

Pero no es el único consejo ambiental que da desde su plataforma: el reciclaje es otro tema recurrente. A veces cuenta con ayuda de sus colegas y con la chispa de humor que la caracteriza explica las bondades del uso de envases retornables. “Usar las botellas retornables está de moda porque las podemos usar entre 15 y 20 veces y eso ayuda a reciclar y ahorrar”, advierte. “Para mí contribuir a Un Mundo sin Residuos es usar botellas retornables, no gastar mucha agua, colocar la basura en su lugar, plantar árboles. Eso nos ayudará a tener un futuro mejor”, concluye.

Y justamente esos objetivos se ha trazado para direccionar los contenidos de su plataforma, que se ha convertido en su voz a favor del medio ambiente y un ejemplo de superación en un entorno laboral dominado por hombres. “Utilizaré mi plataforma de TikTok para generar buenos hábitos en las personas que me siguen. Me he dado cuenta de que desde mi plataforma puedo llegar a más personas con mensajes positivos”, asegura convencida.