Las mejores recetas son las que se construyen con corazón y pasión. Es por eso que, desde que Coca-Cola fue embotellada por primera vez en Bolivia en 1942 , la clásica fórmula pasó a formar parte de la vida y los hogares del país.

Gracias a un modelo de negocio basado en el crecimiento a través de la generación de  oportunidades compartidas, la Compañía estableció profundos lazos económicos, sociales y culturales con Bolivia, llegando a cada rincón del territorio con oficinas, plantas embotelladoras, la generación de empleos directos e indirectos, programas para el cuidado de cuencas, para el crecimiento de las economías regionales y para el desarrollo económico de las mujeres del país.  

Aunque la Compañía Coca-Cola es internacional, su producción es netamente local: su extensa cadena de valor está integrada por bolivianos que producen bebidas para los bolivianos.

Si sumamos salarios, contratos de suministro, inversiones, impuestos y otras contribuciones, la cadena de producción de la Compañía llega a los principales actores de la economía de Bolivia: hogares, empresas y Estado. Este aporte supera USD 600 millones al año, y representa aproximadamente el 1,5% del Valor Agregado Bruto de Bolivia. Coca-Cola genera en Bolivia más de 3.000 empleos  directos y más de 10.000 empleos indirectos; lo que equivale aproximadamente a 70 salas de cine llenas.

Por lo tanto, no es difícil entender por qué nos sentimos tan bolivianos: la producción se realiza localmente en establecimientos ubicados en el país, utilizando mano de obra local e integrándose en la economía nacional.

Además, nos enorgullece dedicar nuestro tiempo y nuestra atención a apoyar activamente a las comunidades en las que operamos: en los últimos 16 años hemos financiado proyectos en beneficio de las comunidades y el medioambiente, promoviendo programas de reciclaje, protección de cuencas, el cuidado del agua y el empoderamiento financiero a las mujeres que integran nuestra cadena de valor. ¿Te imaginabas que el 50% de nuestros 113.000 clientes en el país son pymes como tiendas de barrio, cuyo negocio representa el principal ingreso familiar?

Que las bebidas de nuestra Compañía estén en la preferencia de los bolivianos desde 1942 tiene que ver, también, con nuestro acento marcadamente nacional: los socios con los que trabajamos (Empacar, Envibol, Fundación Natura, Nueva Empresa), la pasión de los empleados en las 10 plantas embotelladoras distribuidas en todo el territorio nacional y el entusiasmo de los choferes al volante de los 1.200 camiones de distribución que, junto el equipo de ventas, recorren 1 098 581 km² de nuestro territorio nacional para que nuestras bebidas lleguen a cada tienda o kiosco del país. 

Todo esto nos convierte en parte del país y hace que Coca-Cola sea mucho más Bolivia de lo que imaginabas.