La pandemia obliga a tomar medidas rigurosas de bioseguridad en espacios comunes, pese a la flexibilización de la cuarentena en diferentes ciudades bolivianas. El Secretario Municipal de Desarrollo Económico de La Paz, Sergio Siles, conversó con Journey sobre los cuidados que deben tener las personas a la hora de realizar sus compras para ser clientes responsables.

“La seguridad es mi prioridad y ahora depende de nosotros cuidarnos y cuidar a nuestras familias”, señala Anahí Barriga, madre de dos niños y vecina de la ciudad de Sucre. Junto a su esposo, se alternan para hacer las compras cada quince días. Aunque la cuarentena es dinámica y más flexible desde hace un par de semanas, este matrimonio continúa adelante con las medidas de bioseguridad que regían durante la cuarentena rígida ya que consideran que “todo cuidado es poco”.

Al igual que Anahí y su esposo, miles de personas salieron a las calles de Bolivia desde principios de julio para hacer sus compras tras la flexibilización de la cuarentena, luego de 120 días de confinamiento.

La reapertura de los negocios estuvo acompañada por el regreso a la actividad del transporte público, y en los grandes centros de abastecimiento, como los supermercados, el flujo de personas comienza a ser intenso. Esto ha hecho que los gobiernos municipales establezcan medidas de control como horarios de apertura u horarios de circulación de acuerdo a la terminación del carnet de identidad, además de una estricta implementación de las medidas de bioseguridad en todos los ámbitos.

En este contexto, las personas se ven obligadas a comprometerse con su rol ciudadano y tomar todas las precauciones necesarias para cuidarse y cuidar a los demás: de las acciones individuales dependerá también el bienestar común.

Actitud ciudadana

Además de guardar distancia y aplicar todas las medidas de bioseguridad, las personas deben tener en cuenta otros aspectos a la hora de realizar las compras, especialmente en las tiendas de barrio, donde la colaboración responsable de los clientes es tan importante como la de los comerciantes.

La ciudad de La Paz fue una de las primeras ciudades en flexibilizar la cuarentena y establecer desde principios de junio una serie de protocolos de bioseguridad para diferentes rubros del comercio y la gastronomía. En esa línea, Sergio Siles, Secretario Municipal de Desarrollo Económico del Gobierno Municipal de La Paz, señala que ahora es muy importante la conciencia ciudadana para ser consumidores responsables.

“Debemos mantener los hábitos adquiridos durante la cuarentena rígida. Existe la fuerza coercitiva, pero ahora todo depende del accionar del ciudadano, y debemos apostar a que sean responsables”, señaló Sergio.

Pasos para una compra responsable

Sergio sitúa tres momentos claves para realizar compras responsables y así reducir el riesgo de transmisión del coronavirus.

Antes de ir a la tienda

- Preparar una lista de compras para más de una semana

- Llevar elementos de protección sanitaria

- Desinfectar bolsas de compra

En la tienda

- Solo un representante por hogar

- Respetar los controles sanitarios al ingreso

- Mantener la distancia de 2 metros

- Priorizar medios electrónicos de pago

Al regreso a casa

- Desinfectar cada producto comprado

- Desechar o desinfectar los elementos de protección sanitaria

- Lavar y desinfectar los bolsones de compra

Desde la Fundación Coca-Cola se hace principal hincapié en el cumplimiento de estas medidas cuando se acude a las tiendas de barrio. Mediante el programa Gerente Pyme. Mi Negocio, Coca-Cola Bolivia capacita a las dueñas de tiendas para que la bioseguridad forme parte de su política de atención. Asimismo, y en el marco de la iniciativa Juntos Salimos Adelante, se ha equipando a las tiendas con marcos protectores y material de seguridad personal para que tanto el cliente como el vendedor estén protegidos.