Embol -embotellador de Coca-Cola en Bolivia- en coordinación con las Cámaras Gastronómicas de diferentes ciudades, organizó el Día del delivery para reactivar el movimiento económico en el sector gastronómico. Más de 250 locales se unieron a la iniciativa en la primera edición, y marcaron el éxito para la realización de la Semana del delivery.

Es un sábado lluvioso en la ciudad de Santa Cruz. A puertas cerradas y conforme se acerca el mediodía, el movimiento comienza a incrementarse en el tradicional restaurante La Casa del Camba. Ya pasadas las 11:00, las motocicletas de diferentes empresas de delivery empiezan a llegar una tras otra. Se trata de una postal cada vez más habitual desde que empezó la cuarentena: la pandemia marcó el auge del servicio de reparto de comida a domicilio en Bolivia y en muchas partes del mundo.

“Nos reinventamos en todo, desde el menú hasta la atención a nuestros clientes a través del delivery y la web”, afirma con orgullo Ana Paola Medina, Gerente de La Casa del Camba, referente de comida tradicional desde 1986. Después de un mes de ventas en cero tras el inicio de la cuarentena, los restaurantes reactivaron paulatinamente su actividad.

“En esta nueva realidad, los deliverys se han convertido en nuestra totalidad de ventas. Antes, los deliverys representaban entre el 10% y 20% para la mayoría de los locales, pero ahora son el 100%”, explica Fernando Medina, presidente de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz.

Las medidas de bioseguridad son una prioridad desde que el envío sale del restaurante hasta que llega a la casa del cliente. 

Día y Semana del delivery para reactivar la economía

Las alianzas juegan un rol determinante para reactivar la economía en cualquier sector. Por ello, Embol -embotelladora de Coca-Cola en Bolivia- en coordinación con las Cámaras Gastronómicas de diferentes ciudades, organizaron primero el Día del delivery y, tras el éxito de la iniciativa, se organizaron la Semana del delivery que se llevará a cabo del 22 al 27 de junio.

La primera experiencia se realizó el 24 de mayo. En Santa Cruz participaron 74 locales; a nivel nacional, en tanto, se alcanzó una participación de 300 más restaurantes. La propuesta buscó incentivar el uso del sistema de delivery mediante promociones y combos especiales, tanto en precios como en propuestas gastronómicas.

El restaurante de comida rápida y platos colombianos, La Gaira, ubicado en la zona de Equipetrol, fue uno de los que participó en la jornada, y logró un aumento en sus ventas de un 50% en comparación con lo habitual. “Fue una gran oportunidad para reactivar el movimiento de nuestro restaurante. Este tipo de actividades nos ayudan y nos dan impulso”, afirma Álvaro Mesa, Gerente del restaurante.

La Gaira fue uno de los más de 300 restaurantes de Bolivia que participó en la primera edición del Día del delivery.

Lo mismo sucedió en la cadena americana Johnny Rockets, que opera en Santa Cruz desde hace cuatro años y está ubicada en el Ventura Mall. “Debemos unirnos todos los sectores para impulsar las ventas. Un solo restaurante no puede hacer un impacto como lo hacemos todos juntos”, señala Diego Martorell, gerente del local.

“Nos hemos abierto a usar todas las aplicaciones, la idea es tener precios preferenciales y mostrarles a los clientes todos los protocolos que se están cumpliendo para que tengan confianza en nuestros productos. Queremos hacer visible lo invisible, como la limpieza y desinfección diaria que aplicamos”, agrega Diego

A través de las aplicaciones online de pedido, la tecnología ha jugado un papel fundamental para la reactivación de la actividad gastronómica.

Embol tiene más de 68.000 clientes en el país; de ese total, 13.000 son restaurantes. En el marco del Día del delivery, el embotellador otorgó precios preferenciales de sus productos a los restaurantes para que pudiesen ofrecer combos especiales con su oferta gastronómica.

“Vamos a organizar una vez al mes este tipo de actividades, especialmente en fechas importantes como el aniversario de Bolivia, de Santa Cruz, o el Día de la Amistad, entre otras. Queremos acompañar a los restaurantes, ayudarlos a promover sus actividades y reactivar su ventas”, señaló Carla Weber, Administradora Nacional de Consumo Personal de Embol.