Embol Coca-Cola Bolivia volvió a situarse en 2020 entre los primeros lugares del ranking presentado por el Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (Merco), gracias a los reconocimientos en las categorías de Empresa con Mejor Reputación Corporativa, y Empresa con Mejor Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social Empresarial.

Desde hace ocho años consecutivos, Embol Coca-Cola Bolivia obtiene un destacado lugar en el reconocimiento del ranking Merco. Y desde hace 5 años lo lidera. Eso es un gran orgullo y responsabilidad para la Compañía. “El secreto es hacer las cosas bien en cada acción. La reputación es difícil de conseguir en momentos delicados, especialmente económicos. Nosotros lo hemos logrado gracias al trabajo, unión y compromiso de cada uno de los trabajadores”, destacó Herbert Vargas, Gerente Nacional de Embol -una de las embotelladoras de Coca-Cola en Bolivia- tras recibir el reconocimiento.


 

En el ranking 2020 del Monitor Empresarial de Reputación Corporativa, Embol Coca-Cola Bolivia ha vuelto a estar entre las tres empresas mejor valoradas del país. El desempeño de la Compañía en los diferentes ejes de evaluación determinó su liderazgo en las dos categorías más importantes del ranking: Empresa con Mejor Reputación, y Empresa con Mejor Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social Empresarial.

“Nos llena de satisfacción recibir estos reconocimientos, que son el resultado de un arduo trabajo que realizamos día a día. Estamos muy agradecidos por ser la marca preferida de las familias bolivianas, que nos eligen en cada momento de sus vidas”, afirmó Herbert, quien además fue destacado como el cuarto líder empresarial con mayor reputación.

Merco, que se ha constituido como un monitor corporativo de referencia en Iberoamérica, desde hace más de 20 años mide la reputación de empresas a través de una metodología multistakeholder compuesta por seis evaluaciones y más de veinte fuentes de información, que tiene en cuenta resultados económicos, el potencial de crecimiento, la calidad de oferta comercial, el valor de la marca, la contribución fiscal del país, la responsabilidad social y medioambiental, y las alianzas estratégicas.

Para Elena Hurtado, representante de Merco Bolivia, Embol Coca-Cola Bolivia ha mantenido su liderazgo en el país gracias a su compromiso con la sociedad en un año marcado por la crisis sanitaria mundial. “Este ranking no es un show: aquí otras empresas pares, universidades y comunidad reconocen el liderazgo de Coca-Cola Bolivia, del trabajo en equipo y su compromiso”, señaló Elena, quien fue encargada de entregar el premio en las instalaciones de la Planta de Embol en Santa Cruz.

En Bolivia, Embol Coca-Cola genera más de 2.700 empleos directos y cerca de 10.000 empleos indirectos. Tiene 12 centros de distribución a lo largo de todo el país y más de 460 camiones para garantizar que sus productos lleguen al mercado para ser comercializados por la red comercial boliviana de mayor porte, con más de 120.000 puntos de venta -de ese total, casi el 50% son tiendas de barrio-.

El trabajo en equipo y de cada área es fundamental para que el Sistema Coca-Cola de Bolivia logre el éxito empresarial y social.

Junto a las comunidades, el pilar de la acción social

A través de la Fundación Coca-Cola, la Responsabilidad Social Empresarial de Coca-Cola Bolivia tiene sus pilares en proyectos enfocados en tres áreas principales: protección del agua, reciclado y empoderamiento de la mujer. En cada una de estas áreas han logrado cumplir sus desafiantes objetivos, potencia el desarrollo económico de emprendedoras bolivianas, reciclando los envases PET y ahorrando agua en sus sistemas de producción y a través de sus proyectos para proteger las cuencas hídricas del país.

“La Responsabilidad Social Empresarial es uno de los indicadores más importantes de toda la gestión que desempeñamos; junto con el crecimiento rentable, el desarrollo de nuestras marcas, la calidad de nuestros productos y el servicio al cliente, merecen una atención de todas las personas que desempeñamos nuestra labor en Embol Coca-Cola, para de esta manera impactar a las comunidades y dejar una huella positiva, económica, social y medio ambiental”, afirmó Herbert.

Asimismo, en un año marcado por la pandemia del Covid-19, Embol Coca-Cola priorizó sus esfuerzos en la seguridad, el bienestar y la reactivación económica de las comunidades. Junto a seis empresas líderes de distintos rubros, presentaron la campaña “Semilla Capital. ¡Para crecer juntos!”, una importante alianza multisectorial sin precedentes, que sumó esfuerzos para lograr un efecto multiplicador en la economía de las familias de 1.600 pymes y emprendedores del país, brindándoles capital estratégico para que vuelvan a operar y superar esta crisis. En este 2021, la campaña se extenderá para llegar a más familias de distintos departamentos del país.

“Qué lindo es llegar a casa y saber que otras empresas, universidades, docentes, estudiantes y todos los que participan en la medición, nos ven como líderes y un ejemplo a seguir en la responsabilidad social. El desafío es seguir trabajando en equipo y con esa entrega al trabajo y nuestros proyectos sociales que nos caracteriza”, concluyó Herbert.