Organismos internacionales, instituciones estatales, bancos y otras organizaciones abrieron sus brazos a las más de 1.200 emprendedoras  bolivianas que se dieron cita en el Encuentro Nacional de Mujeres, Oportunidades Políticas y Comerciales para Empresarias y Emprendedoras. El evento buscó vincular a  emprendedoras y empresarias de diversos sectores, y facilitar el acceso a los mecanismos de apoyo existentes, tanto públicos como privados.

Ser emprendedora en una tarea tan gratificante como desafiante: requiere de muchas habilidades, y para eso es necesario no solo saber a qué puertas llamar sino también acceder a herramientas que impulsen el negocio. El camino comienza con un sueño emprendedor, pero el rumbo hacia el éxito requiere de trabajo, constancia y apoyo. En Bolivia, las mujeres destacan por su capacidad emprendedora, y son varias las organizaciones que ofrecen diferentes mecanismos de asistencia para ayudarlas a alcanzar sus objetivos.

En el marco del primer Encuentro Nacional de Mujeres, Oportunidades Políticas y Comerciales para Empresarias y Emprendedoras, realizado el 10 de marzo en la ciudad de El Alto, varias instituciones estatales, organismos internacionales, ONGs, entidades bancarias, entre otras, se presentaron con stands informativos para que las participantes pudiesen conocer de primera mano las distintas posibilidades y herramientas a las que pueden acceder para impulsar y mejorar sus emprendimientos, desde lo tecnológico hasta el financiero.

De esa forma, las emprendedoras y empresarias no solo tuvieron la oportunidad de tejer nuevas redes y vínculos, sino también de conocer en detalle aspectos que van desde cómo obtener créditos ventajosos o capitales semilla hasta las exigencias arancelarias y los trámites requeridos para la exportación de productos. En este sentido, la presidenta del Estado, Jeanine Áñez, que formó parte del evento, expresó su compromiso de trabajar para crear las condiciones necesarias para que las emprendedoras puedan acceder a flexibilizaciones impositivas que se traduzcan en aranceles más bajos.

Carla Aquim y su madre fueron dos de las emprendedoras que estuvieron en el encuentro y recorrieron los diferentes puntos de información. "Tenemos nuestro restaurante en Trinidad. Queremos mejorar el servicio y para ello estamos buscando obtener un crédito", explica Carla, mientras hojea folletos de las entidades bancarias presentes en la feria.

La Red Nueva Economía y la Fundación Coca-Cola Bolivia también se sumaron al evento con la promoción de sus programas “Gerente Pyme. Mi Negocio" y “Gerente Pyme. Mi Restaurante”. Estas iniciativas buscan capacitar de forma gratuita a mujeres dueñas de tiendas de barrio de toda Bolivia y restaurantes de Santa Cruz y La Paz. Hasta el momento ya se han formado más de 3.000 mujeres y se prevé que otras 1.000 se sumen este año. En esa línea, el evento facilitó el otorgamiento de más de 300 becas para los cursos online de “Gerente Pyme. Mi Negocio”.

Ambos programas están alineados con 5by20 el compromiso global de Coca-Cola para acompañar el crecimiento económico de cinco millones de mujeres emprendedoras para fin de 2020. Las capacitaciones ofrecen  cursos de formación en diferentes áreas; como negocios, servicios financieros y marketing, para que puedan sortear los obstáculos más frecuentes a los que se enfrentan.