En sintonía con la iniciativa global 5by20, por el que la Compañía se comprometió a empoderar a 5 millones de mujeres para 2020, la Fundación Coca-Cola presentó el programa Gerente Pyme. Mi negocio” en Trinidad, que en esta primera edición capacitará a 1.000 mujeres bolivianas.

Florinda Ferrel tiene 25 años. A sus 15 migró desde su natal Cochabamba para establecerse en Trinidad, donde inició la administración de su tienda de barrio. Junto a su esposo, gestionan tres negocios: un comercio de abarrotes, uno que vende comida por las noches y una licorería.

Su jornada empieza a las siete de la mañana, cuando acomoda sus  productos, y cierra casi a la media noche. Con tres hijos pequeños, agradece que sus negocios estén ubicados junto a su domicilio en la avenida José David Chiriqui, una de las más comerciales, ubicada al sur de la capital beniana.

Ella es una de los 70 participantes de la primera edición del programa Gerente Pyme. Mi Negocio, una iniciativa de la Fundación Coca-Cola y Grupo Nueva Economía que se propone empoderar este año a 1.000 bolivianas.


 

Florinda está muy entusiasmada con la formación, especialmente en las clases de contabilidad y flujo de caja. “Queremos hacer que nuestro dinero invertido tenga frutos. Tenemos muchos planes a futuro, queremos ampliar nuestras tiendas y poner un restaurante más grande y para eso haremos construir la parte de arriba de la casa”, relata emocionada a Journey.

Los participantes del programa recibirán 80 horas de capacitación en administración general, gerencia, finanzas y marketing a través de la plataforma virtual denominada “Mi Negocio”. Asimismo, participarán en talleres presenciales.

Este programa está alineado 5by20, el compromiso global de Coca-Cola para empoderar a cinco millones de mujeres emprendedoras antes del año 2020. La iniciativa se centra en eliminar los obstáculos más frecuentes a los que se enfrentan las mujeres mediante el acceso a cursos de formación en negocios, servicios financieros y conexiones con mentores. Coca-Cola también colabora con los gobiernos y la sociedad civil para atender las necesidades específicas de las mujeres de cada país.