Coca-Cola de Bolivia reafirma su compromiso con las más de 70.000 tiendas de barrio del país. La Compañía impulsa el plan "Juntos Salimos Adelante", que incluye una serie de medidas para apoyar a las pymes con materiales de bioseguridad y cursos de capacitación en línea, y colaborar con la mejora de sus ventas mediante la implementación de herramientas digitales.

“Nuestra prioridad son las personas, resguardar la salud de aquellas mujeres propietarias de tiendas de barrio en todo el territorio boliviano a través de una serie de medidas”, indicó con firmeza al otro lado del teléfono Nathalia Munhoz, Gerente Nacional de Marketing de Coca-Cola Bolivia.

Con la implementación del plan “Juntos Salimos Adelante”, Coca-Cola ha ingresado en una nueva dinámica en la que se priorizan y potencian los canales tradicionales, como las tiendas de barrio, que durante esta pandemia han sido uno de los pilares fundamentales para el abastecimiento de alimentos a la población afectada. En Bolivia existen alrededor de 70.000 de estos negocios –regentados en su mayoría por mujeres– que representan el 65% de los clientes de Coca-Cola. “Son parte fundamental de nuestro negocio, los consideramos nuestros aliados estratégicos y somos conscientes de la importancia recíproca. Es una verdadera alianza entre clientes y Compañía”, destacó.

Es por ello que resguardar la salud de estas almaceneras es una de las primeras acciones que ha puesto en marcha la Compañía en alianza con sus embotelladores. Este apoyo, que se empezó a implementar en junio, consiste, por ejemplo, en la dotación de marcos protectores para asegurar la distancia con los clientes que acuden a las tiendas y en la entrega de máscaras de bioseguridad para sus administradores. “Queremos darles elementos de bioseguridad que los protejan del virus mientras trabajan. Queremos adaptar los negocios a tiempos de pandemia y darles seguridad”, señaló Nathalia.

Pero el apoyo a las tiendas de barrio va más allá de la dotación de materiales y equipos. A través de la campaña “Por Todos” se impulsa el consumo en estos pequeños negocios para reactivar la economía del sector. “Estamos apoyándoles con algunas estrategias comerciales para promocionar sus tiendas e incentivar el consumo local”, añadió.

"A cada uno de ellos queremos decirle que estamos acá más que nunca, para trabajar juntos y salir adelante. Para ellos, ponemos a disposición las herramientas de nuestro Sistema, que les permitirán encarar la recuperación de su negocio", puntualizó la ejecutiva.

Las medidas de apoyo también contemplan una serie de cursos digitales y webinarios para guiar a las almaceneras en la mejora y adaptación de sus negocios. En el programa “Gerente Pyme. Mi negocio” se ha implementado un módulo sobre protocolos de bioseguridad. Asimismo, está previsto realizar cursos cortos de actualización digital para que las tiendas puedan apoyar sus ventas desde plataformas y redes sociales.

Nathalia también ha destacado el apoyo de la Compañía a sectores como el gastronómico, donde se ha activado otro conjunto de medidas comerciales -como el Día del delivery-, digitales -como los webinarios- y becas de capacitación, con el fin de apoyar su reactivación económica. “La pandemia impactó a todos, también a nosotros como industria, y por ello estamos adaptando nuestras operaciones a este contexto. Pese a las dificultades, estamos tomando grandes medidas y realizando esfuerzos para llegar a la mesa de los consumidores, apoyando a nuestros canales tradicionales para que puedan mover sus negocios", concluyó Nathalia.

Coca-Cola, a través de su Fundación en Bolivia, lleva adelante desde 2016 los programas Gerente Pyme. Mi restaurante y Gerente Pyme. Mi negocio, mediante los que ha capacitado gratuitamente y en línea a más de 4.000 pymes.