Frente a las adversidades, hay quienes toman la decisión de crear nuevos comienzos. Y la pandemia del coronavirus demuestra no ser la excepción. Journey visitó a dos emprendedores que comenzaron a vender los productos de Coca-Cola para salir adelante. Ambos ya fueron invitados a participar de la cuarta edición del programa Gerente Pyme. Mi Negocio en Santa Cruz.

Las crisis pueden ser grandes oportunidades: para reinventarse o para empezar de cero. Las historias de Maida Gutiérrez y Alberto Ballivian son ejemplo de ello. Con innovación y perseverancia, cada uno consolidó su nuevo negocio durante la cuarentena en la ciudad de Santa Cruz.

Maida y sus ganas de emprender

La vida de Maida y su familia ha cambiado mucho en los últimos meses. En menos de un año se mudó, cambió de negocio y abrió una tienda de barrio. Todo comenzó en octubre, cuando Bolivia vivía una convulsión social y Santa Cruz estaba paralizada. Fue allí cuando Maida decidió dar el salto y emprender. Juntó sus ahorros y sacó un préstamo para comprar su casa detrás del mercado Estación Argentina, en el sureste de la ciudad. A su vez, su esposo, Álvaro Cuéllar, vendió su taxi y se puso a trabajar junto a ella en un punto de venta de Coca-Cola.

Las ventas comenzaron en el garaje de su nueva casa, pero luego abrieron una tienda en su propia vivienda y ahí comenzó la verdadera aventura. “Empecé con cuatro paquetes, y cero bolivianos de capital. Ahora vendo alrededor de 2.000 paquetes al mes. Aprendí a crecer con Coca-Cola y gracias a la confianza que me dieron al dejarme en consignación los productos”, relata a Journey.

Para llegar a más clientes y de forma segura, este matrimonio apostó también por el servicio gratuito de delivery. Y ya tienen en mente ampliar el tamaño de su tienda para colocar estantes y más equipos de frío. Además, están buscando otro local para abrir una sucursal de su tienda.

La tienda de Maida ha sido un punto importante de abastecimiento para su comunidad de vecinos durante la pandemia. 

Según datos de Embol, la embotelladora de Coca-Cola en siete de los nueve departamentos de Bolivia, existen alrededor de 68.000 tiendas de barrio, el 30% de ellas en Santa Cruz. En este sentido, los números también reflejan que las crisis pueden convertirse oportunidades: alrededor de 660 nuevos puntos de venta surgieron únicamente durante el mes de julio.


 

Alberto y una idea que llamó a su puerta

Antes de la pandemia, Alberto se mudó con su madre a un condominio que tiene alrededor de 200 departamentos en un bloque de 12 pisos. Un día, y ya frente a las restricciones de la cuarentena, quiso abastecerse de productos de Coca-Cola. Para ello, reunió a otros vecinos y realizaron un pedido conjunto que llegó hasta la puerta del condominio. Al quedarse con algunos excedentes, decidió ofrecerlos luego entre los vecinos. Y, sin quererlo, comenzó así con el puntapié inicial de su nuevo negocio.

Con un mercado cautivo por el confinamiento, Alberto empezó un trabajo de hormiga ofreciendo los productos de Coca-Cola en todos los grupos de WhatsApp de su condominio, con entrega en la puerta de los departamentos, y con la certeza de que se recibirían productos seguros y fríos. En cuestión de días, los pedidos se multiplicaron y hasta tuvo que solicitar un equipo de frío a su proveedor.

El servicio de reparto de productos Coca-Cola que ofrece Alberto entre sus vecinos destaca por dos aspectos: bebidas siempre frías y botellas desinfectadas. 

Hoy por hoy, Alberto vende unos 15 paquetes a la semana. “Tener una idea no es fácil, y desarrollarla es un gran reto”, cuenta, y agrega que su diferencial está en el servicio que ofrece: “Tengo que entregar todo frío y en la puerta, eso marca la calidad de mi servicio”.

#JuntosSalimosAdelante

Maida y Alberto fueron invitados a formar parte del programa Gerente Pyme. Mi Negocio, que en el marco de Juntos Salimos Adelante, plan de Coca-Cola Bolivia para ayudar a las tiendas de barrio durante la pandemia, será relanzado de forma 100 % online.

El programa -que está alineado con 5by20, el compromiso global de Coca-Cola para empoderar a cinco millones de mujeres emprendedoras para este 2020- forma parte de una alianza estratégica de Coca-Cola Bolivia con el Grupo Nueva Economía.  Desde  2016,  ofrece formación en áreas como negocios, marketing, servicios financieros y conexiones con mentores.