El sueño de empoderar económicamente a cinco millones de mujeres alrededor del mundo se ha convertido en realidad. A través del compromiso global 5by20, la Compañía Coca-Cola logró alcanzar una de sus metas más ambiciosas, cumplida como estaba previsto: antes de acabar el 2020. Y lo ha logrado con el aporte de seis países del Cono Sur: 64.000 mujeres de Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Perú se sumaron activamente.

El anuncio fue hecho por Ángela Zuluaga, Vicepresidenta de Asuntos Públicos, Comunicación y Sostenibilidad de Coca-Cola para América Latina, durante el webinar “Diálogo regional #LasMujeresTransforman: ¿Por qué las mujeres son clave en el desarrollo de las economías?”, organizado por Coca-Cola para compartir los resultados de la iniciativa que transformó la vida de cinco millones de mujeres en el mundo.

“Es un orgullo que en el Cono Sur 64.000 mujeres, a lo largo y ancho de Argentina, Paraguay, Bolivia, Chile, Uruguay y Perú, han sido transformadas a través de nuestros proyectos de 5by20. Es una parte de un sueño, parte de un deber cumplido. Pero también es un llamado al sector privado para inspirarlos y seguir trabajando en pro de las mujeres. En Coca-Cola vamos a seguir trabajando, a seguir transformando”, aseguró.

En Bolivia, la prueba piloto de Gerente Pyme. Mi Negocio, dirigido a dueñas de tiendas de barrio, empezó tímidamente en 2016 con 16 participantes, bajo la coordinación de Embol, una de las embotelladoras de Coca-Cola en Bolivia y la plataforma de capacitación online del grupo Nueva Economía. Luego de esta primera prueba se ajustaron los programas para llegar a más beneficiarias de ciudad y provincia. Conforme pasó el tiempo, se sumaron más ciudades grandes e intermedias y en 2018 se incorporó al norte boliviano con la embotelladora Nudelpa. 

En 2019, el programa alcanzó el 100% del territorio boliviano y se abrió un segundo programa Gerente Pyme. Mi Restaurante para las pymes dueñas de pensiones y restaurantes, que son parte de la cadena de valor de la Compañía. 

En total, 4.000 mujeres se graduaron en Bolivia gracias a ambos programas. Eso significa 4.000 mujeres empoderadas e impulsadas. 

Uno de los rostros de ese mundo más inclusivo con oportunidades compartidas es Denisse Dalance, Chef y Fundadora del Restaurante La Playa en Bolivia. Tras participar en el programa Gerente Pyme. Mi Restaurante consiguió crecer como empresaria. “Fue de gran valor porque en medio de la pandemia decidimos capacitarnos, replantearnos y mejorar nuestros procesos”, contó durante el evento virtual, a tiempo de resaltar que el resultado final fue una mejora y una mayor comercialización de sus productos, que les permitió llegar a más personas. Así como ella, 64.000 mujeres en Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Perú tienen el sueño de seguir transformando el mundo.

Desde el lanzamiento del compromiso en el 2010, Coca-Cola ha creado e impulsado diversos programas en más de 200 países para empoderar a emprendedoras, dueñas de tiendas de barrio y recicladoras. La meta de cinco millones de mujeres empoderadas al 2020 ha sido oficialmente alcanzada. “Se está cumpliendo al cierre del 2020. Y todas las regiones hemos puesto nuestro granito de arena para crear un mejor mundo para las mujeres”, explicó Ángela.

Este compromiso lleva detrás una convicción muy firme de Coca-Cola como compañía global. “Creemos en el poder de transformación de las mujeres, porque sabemos del rol que tienen en la sociedad, la capacidad que tienen para transformar, para hacer un mundo mejor”, refirió Ángela, tras recordar que el Producto Interno  Bruto (PIB) de la región crecería hasta en un 34% si las mujeres se insertaran equitativamente en el mundo laboral.

Para la Compañía, el compromiso empieza por casa. El 50% de la fuerza laboral del Sistema Coca-Cola son mujeres. De cada dos promociones, una es lograda por mujeres. De dos aspirantes a puestos de trabajo, una es mujer. Las políticas de maternidad, lactancia y flexibilidad laboral buscan brindar ambientes más seguros y equitativos. “Esta visión de 5by20 no solo se vive a nivel externo, sino también a nivel interno”, dice Ángela.

Pero el tema va mucho más allá del enfoque de género. La apuesta por la diversidad y la inclusión es lo que marca el rumbo de Coca-Cola. “Como somos una compañía que opera en más de 200 países, con diferentes razas e idiomas, sabemos que detrás de la diversidad está nuestra ventaja competitiva”, afirmó la Vicepresidenta de Asuntos Públicos, Comunicación y Sostenibilidad de Coca-Cola para América Latina. 

A lo largo de los diez años de 5by20, la clave ha estado en liderar con el ejemplo y buscar las alianzas necesarias para impactar a más mujeres en el mundo. Uno de los principales aliados de Coca-Cola, en ese sentido, ha sido ONU Mujeres. “Para nosotros invertir en el empoderamiento económico de las mujeres establece un camino directo hacia la igualdad de género, hacia la reducción de la pobreza y hacia un desarrollo inclusivo”, explicó María Noel Vaeza, Directora Regional para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres.

Para María Noel, la llegada de la pandemia supone un desafío más grande. “El Covid-19 le ha pegado duro a la región, pero más duro a las mujeres”, aseguró. Sin embargo, las oportunidades también afloran. Alejandra Mustakis, Presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile, afirmó que cree que la era digital, “más emparentada con lo femenino, por su carácter de colaborativo”, llegó para desplazar a la era industrial, dominado por la fuerza de lo masculino. “Es esencial que las mujeres estemos en el centro para crear este nuevo mundo. Es una oportunidad única e histórica”, afirmó.

Las ventajas de apostar por las mujeres

Como parte del panel “Cómo las mujeres transforman las comunidades”, Andrea de la Piedra, Cofundadora de Aequales (Perú), recordó el valor que tiene para las empresas ser agentes de cambio. “Porque si no lo hacen están perdiendo dinero y ventaja competitiva, y no están teniendo un rol importante en nuestra sociedad. Apostar por la igualdad trae ventajas competitivas a las empresas, pero también a los países y a las personas”, dijo.

La mejor prueba está en los resultados del Ranking Par, elaborado a 910 empresas en 16 países de la región por Aequales. Aquellas empresas con un mejor índice de equidad de género y con más presencia de mujeres en puestos directivos tienen mayores retornos sobre activos (25% y 13% respectivamente). “Es un buen negocio, que, además, impacta en la innovación. Porque innovar parte también por tener diversidad”, remarcó.

La buena noticia, según Martín Burt, Director Ejecutivo de Fundación Paraguaya, es que cada vez más empresas como Coca-Cola están apostando por esta mirada. “Las empresas están pasando de la maximización de ganancias a un enfoque de todos los sectores incluidos. Hay que mostrarles a más empresas como su productividad puede aumentar incluyendo a las mujeres, teniendo más sensibilización en estos temas”, explicó.

Uno de los resultados de este cambio de paradigma es la experiencia de Endeavor en Uruguay, donde más de 160 nuevos emprendimientos impulsados por mujeres fueron creados con el apoyo de Coca-Cola

“Una de las cosas que aprendimos en los últimos cuatro años es que hay algo poderosísimo en el aprendizaje de las mujeres, que es aprender de otras mujeres”, contó Joaquin Morixe, Director Ejecutivo de Endeavor.