El programa “Gerente Pyme. Mi Negocio” graduó el 11 de julio a 43 emprendedores en la ciudad de Riberalta, entre ellas Liz Carla Chávez, quien nos recibió en su hogar para contarnos la experiencia.

Los sueños se cumplen, vaya si lo sabe Liz Chávez. Cuando era una niña vendía en las calles dulces y empanadas junto su madre, pero nunca dejó de perseguir su objetivo, abrir un comercio. El deseo del negocio propio llegó en 2014 cuando se casó con su novio Luis Miguel. La pareja abrió su tienda de abarrotes en el barrio Pueblo Nuevo de la ciudad de Riberalta, en el departamento del Beni. Desde entonces, esta emprendedora y madre de dos niños divide su tiempo entre la atención a su familia y su negocio.

“Empezamos con pocas cosas, no teníamos dinero, ahora tenemos planes para ampliar la construcción y mejorar el servicio. Mi mamá me ayuda porque este sueño lo compartimos juntas”, explica a Journey Liz, quien junto a otros 43 emprendedores se graduó el 11 de julio del primer grupo del programa “Gerente Pyme. Mi Negocio” en Riberalta.

En 2019, Liz se inscribió en el curso y se capacitó a través de una plataforma virtual para mejorar la gestión, las ventas y la atención al público en su tienda. La iniciativa es impulsada por Fundación Coca-Cola y el Grupo Nueva Economía; y, en esta ciudad, también en coordinación con la embotelladora Nudelpa. Liz asegura que el programa le significó una oportunidad de crecimiento a nivel personal y laboral: “Gracias al curso tengo una noción para replantear mi negocio”.

El comercio de Liz tiene un amplio corredor que mitiga la intensidad del calor en esta ciudad amazónica, donde el promedio de la temperatura es de 30 grados durante todo el año. Las capacitaciones le brindaron herramientas prácticas sobre cómo hacer para que la compra sea una experiencia positiva al cliente y a realizar promociones atractivas. “El curso me ha enseñado a hacer más llamativa mi tienda y que el cliente se sienta a gusto. Por ejemplo, estoy variando mis productos y realizando promociones con pequeños incentivos”, explica la emprendedora.

Además, el curso la impulsó a hacer inversiones y ajustes en su tienda de abarrotes tras aprender finanzas, marketing y administración. En un futuro no muy lejano, Liz y su marido tienen en mente agrandar la tienda y comenzar a vender jugos naturales y empanadas.

El programa “Gerente Pyme. Mi Negocio” se lanzó en Cochabamba en 2016 y desde entonces capacita gratuitamente y en línea a emprendedores de todo Bolivia. En los últimos dos años se formaron 3.000 personas de todo el país y en 2019, más de 300 mujeres accedieron al programa en las ciudades de Cobija, Riberalta y Trinidad. En el norte del país, Nudelpa, la embotelladora de la Compañía en esta zona, apoya la iniciativa para llegar a más mujeres emprendedoras.


 

El programa está alineado al compromiso global de la Compañía, llamado 5by20, que busca capacitar a cinco millones de mujeres para 2020. La iniciativa se centra en eliminar los obstáculos más frecuentes a los que se enfrentan las mujeres, mediante el acceso a cursos de formación en negocios, servicios financieros y conexiones con mentores.