Este Día del Padre queremos rendir homenaje a estos héroes bolivianos que cada día luchan para dar lo mejor a sus hijos, con el ejemplo y las herramientas para continuar con el legado de su trabajo.

Genaro Coaquira es uno de ellos. A sus 55 años se despierta cada día a las 5 para comenzar su jornada laboral en la churrasquería “El Arca”, donde trabaja con sus cuatro hijos. En 2019, junto a su esposa, realizó el curso de “Gerente Pyme. Mi restaurante”  para mejorar su negocio, que reinventó durante la pandemia para sacar a flote el negocio familiar. “Les he enseñado a trabajar unidos y que la familia es importante. Los valores son la base para ser hombres de bien”, señala. Su hijo mayor, Ruddy, es ahora su mano derecha en el restaurante y quien tomará la posta cuando Genaro decida retirarse.

Richard y su hija Ángeles realizaron el curso de “Gerente Pyme Mi Negocio en 2019. Su tienda es su segundo hogar. 

Por su parte, Richard Knaudt es el ejemplo de trabajo y dedicación para sus tres hijos, que crecieron en medio de los abarrotes de su “Frial R y N”, que lidera hace 20 años en el mercado de Villa Ingavi, al noreste del centro de la ciudad de Cochabamba. Allí es conocido por su trato amable y su sonrisa franca, con la que siempre recibe a sus clientes. En 2019 participó  en el curso “Gerente Pyme. Mi Negocio”, que le permitió aprender herramientas para mejorar la gestión del negocio, las ventas y la atención al público. “Compaginar el trabajo con la familia no es fácil, pero lo he hecho sin descuidar a mis hijos ni a mi negocio. Mi mayor satisfacción es ahora verlos superarse y triunfar”, señala, mientras hace hincapié en que su tienda ha sido la principal fuente de ingresos para la familia y el segundo hogar para todos ellos.

Como ellos, cientos de emprendedores se han formado en los programas “Gerente Pyme. Mi Negocio” y “Gerente Pyme. Mi restaurante”. Celebramos su espíritu de superación y el ejemplo que transmiten a sus hijos, y los felicitamos en su día.