La crisis sanitaria requiere que las pymes tomen medidas inteligentes. El experto y mentor de emprendimientos Alexandro Bravo Bonino, quien ha participado de los webinarios de los programas “Gerente Pyme. Mi Negocio” y “Gerente Pyme. Mi Restaurante”, habló con Journey sobre las estrategias que pueden tomar los emprendimientos para mantenerse a flote y salir adelante.

Son días difíciles para los emprendedores, aunque este escenario adverso puede servir como oportunidad para reinventarse. Reestructurar los objetivos, el presupuesto y las estrategias empresariales son algunas de las claves que plantea el experto en emprendedurismo, Alexandro Bravo Bonino, en pos de afrontar esta crisis con inteligencia.

El vicepresidente para Latinoamérica en Arthur & Bernard, coach, mentor y consultor pymes, propone una serie de 15 medidas a tener en cuenta: “Hay que tomar decisiones y considerar este momento como una oportunidad para reinventar nuestros modelos de negocios. La única forma de tener resultados distintos es cambiando lo que estamos haciendo actualmente. Además, hay que descubrir cuáles son las nuevas habilidades y competencias que necesitamos para llevar adelante nuestro emprendimiento”, explica.

Esas y otras recomendaciones estuvieron presentes en las charlas web que dio Alexandro en el marco de las charlas virtuales organizadas por los programas “Gerente Pyme. Mi Negocio” y “Gerente Pyme. Mi Restaurante”  de la Fundación Coca-Cola y la Red Nueva Economía.

Las charlas del experto se centraron en dos ejes: qué medidas deben tomar las pymes y emprendedores para sobrevivir a esta crisis, y los cambios y amenazas en el mundo del trabajo. “Los webinarios se transformaron en un espacio de conversación y también de contención para empatizar con cada negocio, y para poder darles herramientas y soluciones para que puedan abordar las dificultades por las que están pasando”, reflexiona Alexandro.

Alexandro Bravo Bonino, Vicepresidente para Latinoamérica de Arthur & Bernard, coach, mentor y consultor pymes, propone tomar la crisis sanitaria como una oportunidad para reinventarse.

El embate al que deben intentar sobrevivir algunos emprendimientos requiere, según Alexandro, de medidas estratégicas como la cooperación entre negocios del mismo rubro para lograr mejores precios, condiciones de pago favorables y una adecuada logística de abastecimiento, así como la utilización de la tecnología para poder atender las necesidades de los clientes.

En esta línea, el especialista chileno apunta que las pensiones y pequeños restaurantes también deberían intentar ingresar en algunas de estas nuevas dinámicas: “Debemos entender que esta pandemia nos abre grandes posibilidades para este sector. Por ejemplo, la venta y entrega de comida por delivery se transforma en la principal fuente de ingreso en esta crisis, y consolida la modalidad para el futuro”.

En relación a las tiendas de barrio que permanecen abiertas y atendiendo al público -y que se han visto favorecidas por el aumento de clientes que las prefieren por sobre las grandes superficies comerciales-, el experto recomienda tener cautela y planificar para evitar gastos innecesarios. “Es fundamental tener reserva de dinero en efectivo porque no sabemos lo que va a pasar más adelante”, añade, y remarca que la coordinación con los proveedores es fundamental por ser ellos también parte de la cadena productiva.

“Esta crisis sanitaria y económica implica comprender qué nuevos hábitos aparecerán, y debemos tener la capacidad de poder identificar oportunidades ante esos nuevos desafíos”, reflexiona Alexandro.

Las 15 medidas estratégicas para pymes y emprendedores 

Las 15 medidas que plantea el experto pueden ser adaptadas a la estrategia de la empresa según el tamaño y la etapa en la que se encuentre el negocio; esto quiere decir que pueden incorporarse al inicio, durante el crecimiento, la madurez o el declive.

➔   Medidas a tomar a corto plazo (entre 2 y 3 días)

1. Reajustar los objetivos, el presupuesto y la estrategia para sobrevivir y resistir durante el tiempo que dure la crisis.

2. Si la pyme vende productos, llegó la hora de rotar las opciones del inventario para obtener liquidez y efectivo.

3. Si la pyme vende servicios, también se puede generar rotación a través de ventas futuras.

4. De la venta tradicional a la venta online: vender a través de una plataforma web servirá para acercar los productos tanto a diferentes partes de Bolivia como del mundo.

5. Potenciar el trabajo en equipo: la confianza y transparencia dentro del equipo es clave; por eso, se debe explicar la necesidad de adaptarse al nuevo escenario y las oportunidades que plantea el cambio.

6. Revisar la cartera de cobranza: para ello, es necesario poner a trabajar a toda la organización con el objetivo de recuperar la mayor cantidad de dinero, pero con creatividad y sin perder a los clientes.

7. Revisar y reducir los gastos discrecionales o innecesarios; es decir, aquellos que no le agregan valor a la pyme, como pueden ser refrigerios, bonos, entre otros.

➔   Medidas a tomar a mediano plazo (entre 7 y 10 días)

8. Buscar entablar una sociedad con otras pymes similares o del mismo rubro para bajar los costos de las materias primas.

9. Enfocarse en la PVC (producción, venta y cobranza): aplicar estrategias de referenciación, fidelización, recuperación, reactivación de clientes,  generación de identidad, entre otras.

10. Rediseñar y adaptar funciones del equipo. Focalizar las funciones de acuerdo a la nueva estrategia basada en sus dos pilares, ventas y cobranzas desde casa.

11. Rediseñar los procesos del negocio; mientras más rápido y más flexible sea, mejores resultados se obtendrán. Es necesario identificar los diferentes procesos que tiene la empresa para poder definir cuáles son los más importante y mejorarlos, pero también para rediseñar otras actividades.

12. Definir las prioridades a la hora de pagar: la primera prioridad es pagar los salarios para mantener al equipo cohesionado; la segunda prioridad es pagar a los proveedores importantes.

13. Promover el home office o teletrabajo. Trabajar de forma remota implica nuevos hábitos y diferentes ritmos, pero se debe mantener la disciplina y el compromiso con las tareas pactadas.

14. Rediseñar, crear y adaptar productos o servicios a la medida de los clientes: es necesario observar las nuevas necesidades de los clientes en el contexto de la pandemia y post pandemia.

15. Apoyarse en un mentor. A la hora de definir cómo lidiar entre lo operativo y urgente versus lo estratégico e importante, un mentor aportará un punto de vista externo e imparcial.