Roxana Galarza es una de los 33 emprendedores que se graduó en el segundo grupo del programa “Gerente Pyme. Mi Negocio” en la ciudad de Trinidad. El curso, que le brindó herramientas en gerencia, marketing y contabilidad, la motivó a mejorar los servicios que ofrece en sus tres negocios.  

Las palabras de Roxana Galarza son las de una mujer activa, trabajadora y resiliente. Sus días se dividen entre sus tres negocios: una tienda de abarrotes, una pensión de comidas y un bar. “Me gusta trabajar porque gano mi propio dinero, yo le meto a todo con tal de que sea digno”, dice a Journey esta emprendedora, una de las 33 graduadas de la segunda edición del programa “Gerente Pyme. Mi Negocio en la ciudad de Trinidad, en el departamento del Beni.

Roxana abrió su bar en el año 2005 y desde entonces atiende a sus clientes en un local contiguo a su casa, ubicada en el barrio Santa Cruz. Allí trabaja los fines de semana desde las seis de la tarde hasta las tres de la madrugada. En ese mismo lugar también funciona su pensión de comida de lunes a viernes al mediodía. Además, está al frente de una tienda de abarrotes, que alquila a pocos metros del mercado Los Tajibos, más al centro de la ciudad.


Su hija Yuridian le ayuda a administrar la tienda en las mañanas, mientras ella se queda a elaborar la comida para sus pensionados en su casa. “Tengo la tienda hace un año y quiero surtirla con más productos. En el curso he aprendido cómo debe ser una tienda modelo y ese es mi objetivo”, explica Roxana.

La emprendedora se graduó el 12 de julio del programa “Gerente Pyme. Mi Negocio”, impulsado por Fundación Coca-Cola de Bolivia y el Grupo Nueva Economía; y, en esta ciudad, también en coordinación con la embotelladora Nudelpa. A través de una plataforma virtual, Roxana se capacitó en gerencia, marketing y contabilidad y ya comenzó a aplicar en sus negocios lo aprendido en el curso. “El cliente es importante porque sin ellos no hay negocio. Por eso quiero mejorar mis servicios y mi infraestructura”, asegura.

Roxana es conocida en su barrio por su deliciosa comida y su buen trato con los clientes, quienes saben de primera mano cómo trabaja y las ganas de superarse que la motivan a aprender nuevas cosas a diario. El programa la impulsó a seguir sus sueños y ahora se plantea nuevas metas a nivel laboral: “El curso me ha ayudado para atreverme a hacer cambios en mis negocios. Quiero sacar un préstamo y mudar la tienda a mi casa, voy a construir una galería en el frente para ofrecer también un snack".

El programa “Gerente Pyme. Mi Negocio” capacita gratuitamente y en línea a emprendedores de Bolivia desde 2016. En los últimos dos años se formaron más de 2.500 personas de todo el país y en 2019, más de 300 mujeres accedieron al programa en las ciudades de Cobija, Riberalta y Trinidad. En el norte de Bolivia, Nudelpa, la embotelladora de la Compañía en esta zona, apoya la iniciativa para llegar a más mujeres emprendedoras.

Este programa está alineado al compromiso global de la Compañía, llamado 5by20, que busca capacitar a cinco millones de mujeres para 2020. La iniciativa se centra en eliminar los obstáculos más frecuentes a los que se enfrentan las mujeres, mediante el acceso a cursos de formación en negocios, servicios financieros y conexiones con mentores.