Colmadas de expectativas, más de 200 mujeres se reunieron en Santa Cruz en el marco del lanzamiento del programa “Gerente Pyme. Mi negocio”. La iniciativa, que llevan adelante la Fundación Coca-Cola de Bolivia y el Grupo Nueva Economía, es una nueva oportunidad para cientos de emprendedoras bolivianas que buscan mejorar sus negocios.

Algunas llegaron de urbanizaciones lejanas, otras de calles cercanas, todas con las mismas ganas de escuchar la propuesta de los capacitadores de la Red Nueva Empresa. Durante dos meses las asistentes al curso accederán a talleres virtuales sobre gerencia, marketing y contabilidad. Las beneficiarias del programa fueron seleccionadas por el nivel de sus ventas y las ganas de mejorar sus emprendimientos.

“Trabajé 23 años como asistente de un médico muy famoso pero me cansé de ir y venir todos los días y puse mi tienda en mi casa, que ahora es mi ingreso principal” relata Mercedes Méndez, una de las primeras en llegar al evento que se desarrolló en el Hotel Cortez de Santa Cruz el pasado 14 de febrero. Con el dinero de la liquidación de su anterior trabajo y algunos ahorros, Mercedes decidió emprender y abrir las puertas de un negocio en la urbanización Patujú, en el sexto anillo sur de la ciudad. “Quiero aprender sobre las promociones y cómo hacer más atractivo mi negocio porque tengo mucha competencia”, sostiene respecto a la capacitación que recibirá durante los próximos dos meses.

Benigna Ayllón, en tanto, tiene 49 años y llegó desde el municipio de Warnes, al norte de Santa Cruz. Cuatro años atrás debió mudarse a la ciudad con sus cuatro hijos para poder sobrevivir: la sequía había arrasado Aiquile, el pueblo de Cochabamba en donde vivía, y los pobladores migraron a otras zonas del país, provocando la disminución de las ventas de su pequeño negocio de abarrotes. “Yo ofrecía mi mercadería en el campo a lomo de burro, pero mis clientes se habían ido a las grandes ciudades”, cuenta sin ocultar su emoción.

Su tienda está ubicada en la urbanización Satélite Norte, sobre la carretera que une a Santa Cruz y Warnes, una de las zonas de mayor crecimiento y habitada en su mayoría por migrantes del interior del país. Como beneficiaria del programa “Gerente Pyme. Mi Negocio”, Benigna quiere mejorar sus conocimientos en administración: “Quiero aprender y enseñarle a mi hija menor para que me ayude”.

Al igual que Benigna, muchos los bolivianos migran a la ciudad de Santa Cruz en busca de mejores oportunidades. De hecho, actualmente es la ciudad más poblada de Bolivia, con tres millones de habitantes, según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística, basados en el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2012. Según datos aportados por el Director de la Fundación Coca-Cola de Bolivia, Luis Lugones, Santa Cruz concentra el 40% de los clientes de Coca-Cola, lo que la convierte en la ciudad donde más becas se otorgan para el programa “Gerente Pyme. Mi Negocio”.

Esta iniciativa nacida en 2016 capacita gratuitamente a las mujeres dueñas de tiendas de barrio de todo el país y espera beneficiar a mil mujeres cada año hasta 2020. El programa está alineado con 5by20,  el compromiso global de Coca-Cola que busca empoderar a cinco millones de mujeres antes del año 2020, principalmente a través de capacitaciones para mejorar sus negocios.