En alianza con el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro, Coca-Cola Bolivia instala 50 contenedores de reciclaje de Vital en la ciudad de Oruro, como parte del plan de recuperación y limpieza del Lago Uru Uru. La revalorización de las botellas PET es un paso más en el compromiso global de la Compañía por Un Mundo sin Residuos.

La imagen de un mar de plástico se viralizó en las redes sociales a finales de marzo: el principal canal pluvial que llega hasta el Lago Uru Uru -distante a dos kilómetros de la ciudad de Oruro-, el canal Rosso, estaba repleto de desechos que llegan hasta allí arrastrados por las lluvias.  Pero la imagen de cientos de personas -voluntarios, militares, representantes de instituciones públicas y privadas, entre otros- limpiando el canal, devolvió la esperanza y dio nuevo impulso a la concientización de la población. La convocatoria, que contó con el respaldo del activista francés Alexis Dessard, movilizó a más de 1.200 personas con un objetivo común: devolverle su magia al lago.

Consciente de que se necesita una solución sostenible, más allá de la limpieza puntual del lago, Coca-Cola Bolivia, en alianza con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua y el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro, donó 50 contenedores de reciclaje de la marca Vital para que sean instalados en la ciudad. Esto no solo permitirá la recuperación y revalorización de las botellas de PET, sino que será un nuevo impulso al reciclaje y una colaboración directa a ofrecer un nuevo destino para las botellas, en pos de evitar que sean mal desechadas y arrastradas por las lluvias hasta el lago.

“Nos complace poder sumarnos a esta gran iniciativa que busca proteger este recurso natural. Trabajar de forma comprometida por un objetivo común implica incluir a la comunidad, hacerla parte de las iniciativas y facilitar los medios necesarios para concretarlas”, señala Claudia Fernández, Directora Fundación Coca-Cola.

De esta forma, los contenedores se suman a las diversas acciones que el ministerio y el municipio pondrán en marcha durante los siguientes tres meses para abordar la situación del lago y prevenir que vuelva a suceder. “Queremos colocar una rejilla de filtro en el Canal Tagaré que se une más adelante al Canal Rosso, y que es el que llega finalmente al lago. Solo así lograremos recuperar la fluidez y calidad del agua”, explica Zara Díaz, técnica de Salud Ambiental de la Alcaldía de Oruro.

Los contenedores de reciclaje de Vital constituyen el eslabón entre la segregación de residuos y el trabajo esencial de los recicladores


Una nueva oportunidad para el plástico recuperado

En solo una jornada de limpieza se extrajeron 168 toneladas de desechos; de ese total, unas 78 toneladas correspondían a plástico. En suma, se estima que serán más de 8.000 toneladas de desechos las que se retirarán no solo con ayuda manual de los voluntarios sino también con dragas y maquinaria pesada en las siguientes semanas.

En este sentido, Marcelo Prada, Jefe Nacional de Reciclado de Empacar, socio estratégico de Coca-Cola Bolivia, señala que, del plástico retirado del canal, se buscará recuperar la mayor cantidad posible. En los siguientes tres meses, los fardos compactados de este material serán trasladados hasta la planta de Empacar en Santa Cruz, donde se convertirán en nuevos productos.

“Se han definido dos etapas: una de limpieza y otra preventiva, en ambas participamos activamente. En la primera etapa trasladando el material recuperado hasta Santa Cruz y en la segunda etapa a través de los contenedores de Coca-Cola Bolivia, comprando el material que se reúna en ellos a los recicladores”, apunta Marcelo.

La instalación de estos 50 contenedores en Oruro son parte de los 500 contenedores Vital que ya se están colocando en diferentes ciudades y provincias del país. Por ejemplo, en la ciudad de La Paz, se entregó un centenar de contenedores en noviembre. En Cochabamba ya van 50 contenedores y en Santa Cruz la instalación se está dando de forma gradual con el apoyo de instituciones, empresas y condominios que ya suman más de 60. En otras ciudades como Potosí, Tarija y Sucre ya se han entregado en esta primera etapa entre 10 y 65 contenedores por ciudad.

Con estos contenedores, la Compañía Coca-Cola da un gran impulso local a su compromiso global de trabajar por Un Mundo sin Residuos: un objetivo que busca recuperar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para el 2030. La recuperación de las botellas de PET le ha permitido a Coca-Cola Bolivia dos grandes hitos: la incorporación del 30% de resina reciclada en sus botellas en el 2016; y, en marzo de 2020, la presentación de la botella de Vital hecha 100% en base a otras botellas.

Cuatro sencillos pasos para ubicar el contenedor más cercano

1.- Ingresar a la página www.coca-coladebolivia.com.bo/contenedores

2.- Seleccionar el departamento

3.- Escribir la dirección o marcarla directamente en el mapa

4.- Llevar las botellas al contenedor más cercano