Coca-Cola llegó a Bolivia hace 76 años, 20 años después nacía la Feria Internacional de Santa Cruz EXPOCRUZ y junto con ella una gran relación comercial. Esta feria, que se caracteriza por ser la muestra empresarial, productiva y económica más importante de Bolivia, recibe desde el 21 al 30 de de setiembre la visita de 2.350 expositores provenientes de 22 países diferentes. Se calcula que más de medio millón de visitantes llegarán a la feria, donde se concretarán negocios e intercambios comerciales, por un valor de unos 300 millones de dólares.

En sus primeros años, era una feria con pequeño alcance. Hoy, se ha convertido en la vitrina internacional de Bolivia y el motor de desarrollo para el departamento de Santa Cruz. Coca-Cola acompañó todo ese proceso y hoy todos sus visitantes saben que durante los días de la exposición podrán hidratarse con los productos de la compañía.

Antonio Espinosa, Gerente Regional de EMBOL, embotelladora para Coca-Cola en Santa Cruz, señaló que este año proveerán directamente con el portafolio de productos a las empresas gastronómicas en el Patio de Comidas, un sector habilitado en el corazón de predio que se convierte en el principal punto de encuentro. También se surtirá de los productos a través de los refrigeradores rojos característicos de la marca.

Coca-Cola es uno de los participantes más activos en la feria. Su objetivo “es apoyar y darle la facilidad al consumidor para que pueda acceder a los productos desde este punto de encuentro donde asiste con la familia o entre amigos”, manifiesta el Gerente Regional de EMBOL.

Santa Cruz, el mercado más importante de Bolivia

Coca-Cola tiene presencia en todo Bolivia, donde su mercado más importante es Santa Cruz, con la planta más moderna y grande de la compañía en el país. “Santa Cruz significa para Coca-Cola el mercado más importante por su dinamismo, emprendimiento y avance. A la par de su desarrollo, nosotros también hemos crecido como empresa. Hemos acompañado sus pasos, y él (departamento) los nuestros”, puntualiza Espinoza, al resaltar que Santa Cruz representa el 35% del volumen de venta nacional, con más de 21.000 clientes y la generación de 879 trabajos directos y más de 5.000 indirectos.

En más de siete décadas de presencia en el país, la marca ha acompañado los cambios económicos y sociales más importantes de Bolivia. Existen cuatro plantas de producción de EMBOL, ubicadas en los departamentos de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Tarija. Además la compañía cuenta con 112 mil puntos de venta que la convierten en la cadena de distribución más grande de Bolivia.