Industrializar los desechos de plástico es toda una hazaña medioambiental. El Gobierno Municipal de La Paz,  a través de su unidad desconcentrada EMAVERDE, la empresa municipal encargada de las áreas verdes de la ciudad, opera la primera fábrica de “madera” de plástico.

A este centro llegan toneladas de bolsas de plástico de baja densidad,  que son picadas y fundidas para convertirse

En el proceso de producción las bolsas son trituradas a una velocidad de 100 kilos por hora, fundidas en un horno a más de 320ºC y finalmente prensadas y enfriadas para luego ser cortadas en planchas.

La planta fue inaugurada en 2014. Gracias a esta iniciativa el año pasado se elaboraron 1700 pupitres para diferentes centros educativos de la ciudad de La Paz y macetas y mesas para otras unidades del municipio.