Para apoyar el programa vecinal de cuidado del medio ambiente, Coca-Cola Bolivia instaló en el predio del condominio un contenedor de reciclaje de Vital para que puedan descartar de forma diferenciada las botellas de plástico PET y contribuir al al trabajo por Un Mundo sin Residuos.

El lunes se vive un movimiento especial en el condominio Vittoria, ubicado en la zona oeste de la ciudad de Santa Cruz. ¿Por qué? Porque es cuando llega el camión que retirará los residuos reciclables para darles una nueva oportunidad. En ese proceso, el contenedor de Vital que recibe las botellas PET es un eslabón muy importante en la cadena, que comienza en cada hogar. Además, como es el día en el que llega el camión, en las puertas de las casas se puede ver una gran bolsa amarilla, llena de materiales como cartón, papel, vidrio y metales. La cita semanal de reciclaje está por empezar.

“Si todos separáramos nuestros residuos, el mundo sería diferente. El condominio está actuando de una manera responsable, la gente está reciclando y colaborando al separar sus residuos. Si esto se hiciese en toda Santa Cruz, en toda Bolivia y el mundo, la contaminación sería menor”, reflexiona Carlos Salinas Carrillo, Vicepresidente del Directorio del condominio privado Vittoria, donde residen 120 familias.

Este condominio es uno de los 100 predios que recibieron los contenedores de reciclaje de Vital, una iniciativa de Coca-Cola Bolivia que busca promover la segregación de residuos en los hogares desde inicios de 2021. “Santa Cruz es la ciudad con mayor índice de crecimiento, tiene la mayor población del país y mantiene los mejores índices de desarrollo humano, por este motivo es necesario incrementar los medios para que más personas se impliquen con esta importante causa en beneficio del medio ambiente y nos ayuden a reunir la mayor cantidad de botellas plásticas”, señala Claudia Fernández, Directora de la Fundación Coca-Cola Bolivia.

La iniciativa de instalar estos 100 contenedores en Santa Cruz está enmarcada en el compromiso global de la Compañía Coca-Cola de trabajar por Un Mundo sin Residuos, un paso más en el despliegue de la red de 500 contenedores de Vital que se colocaron en diferentes ciudades y provincias en una primera etapa, y que incluirá otros 500 en una segunda fase.

Una de las empresas que apoya la instalación de los contenedores en diferentes puntos de la ciudad es Solvi-Vega, que actualmente terceriza el retiro de residuos del municipio cruceño. Alrededor de 45 contenedores fueron colocados en condominios de la ciudad, y a través de su Servicio de Recolección diferenciada  trasladan 50 toneladas de material reciclable por mes hasta la planta de Separación de Normandía, donde los recolectores aprovechan este material y lo venden a Empacar, socio estratégico de Coca-Cola Bolivia en el reciclaje de residuos.

“Los contenedores llegan a los condominios a solicitud de los vecinos, quienes nos contactan y nosotros trasladamos ese pedido formal a Coca-Cola. Faltaba dónde colocar las botellas y esta solución ha sido muy beneficiosa para la comunidad”, apunta Nicole Canedo, coordinadora en el colocado de los contenedores de Solvi-Vega.

El trabajo diario de cada vecino es esencial para que el programa de reciclaje sea efectivo.

Un condominio modelo con su propio programa de reciclaje

En el Condominio Vittoria la premisa de que la unión hace la fuerza se cumple con orgullo. Los mismos vecinos fueron los que desde hace un año se propusieron cambiar el destino de sus desechos para que no vayan a parar al relleno sanitario, sino a una planta de reciclaje. Con la puesta en marcha de su propio programa de reciclaje, ahora las cosas son muy diferentes.

Renathe Benquique, vecina del condominio desde hace nueve años e Ingeniera Ambiental fue la impulsora de esta idea que terminó por convertirse en una norma dentro la comunidad, y un ejemplo para los demás condominios. La primera tarea de Renathe fue solicitar el apoyo del Servicio de Recolección diferenciada de la empresa de recojo de basura; el segundo paso, en tanto, fue capacitar a través de talleres y visitas puerta a puerta a los vecinos sobre la separación de residuos dentro de sus casas.

“La educación medioambiental es la base para generar cambios. Tenemos un grupo de WhatsApp donde compartimos afiches, consejos, avisos importantes relacionados al programa de reciclaje. Los vecinos están tomando conciencia de la importancia de separar en origen”, cuenta Renathe entusiasmada por lo hecho y por las oportunidades que tienen por delante.

En esa línea, la Directora de la Fundación Coca-Cola Bolivia considera una buena señal que los condominios soliciten la instalación de los contenedores de reciclaje porque demuestra el interés de las familias por cuidar el medioambiente e involucrarse en esta cruzada de reciclaje que debe ser permanente. “Nos alienta ver iniciativas ciudadanas como los condominios privados que solicitaron el colocado de contenedores para facilitar el reciclado de sus botellas plásticas. Como Compañía, queremos sumarnos a iniciativas públicas y privadas que nos permitan llegar con más contenedores a más puntos de la ciudad y el país”, concluye.

Cuatro sencillos pasos para ubicar el contenedor más cercano

1.- Ingresar a la página www.coca-coladebolivia.com.bo/contenedores

2.- Seleccionar el departamento

3.- Escribir la dirección o marcarla directamente en el mapa

4.- Llevar las botellas al contenedor más cercano