El programa Re.Crea, financiado por la Fundación Coca-Cola, aspira a capacitar en línea a 5.000 personas hasta el fin de 2022. Te presentamos a Daniela, la encargada de impartir los talleres, que explica los contenidos y su aplicación práctica.

Desde que el proyecto Re.Crea comenzó, a finales de 2020, ya se han realizado 42 capacitaciones centradas en el cuidado del medioambiente y el reciclaje. Los cursos, en modalidad presencial y virtual, tienen el objetivo de formar en educación ambiental a niños, adolescentes, jóvenes y recolectores de base. A la fecha ya se han capacitado a 1.100 personas, entre ellas 100 recolectores de base de La Paz.

Daniela Chávez, capacitadora del proyecto, explica que la meta es lograr un aprendizaje transformador a través de talleres prácticos. Es por ello que los módulos están focalizados en la sensibilización educativa, para promover conductas responsables y un mayor compromiso para la conservación de los recursos naturales y con el reciclaje. Entre las áreas de aprendizaje se aborda la importancia de los recursos naturales, el código de colores, los impactos de la contaminación de los residuos sólidos y la separación de residuos en casa, además de otras temáticas clave.

Hasta 2022 las capacitaciones presenciales llegarán a recolectores de cinco ciudades, y de forma virtual a todo el país mediante talleres abiertos, disponibles en la plataforma. En La Paz, por ejemplo, en julio se realizaron cursos presenciales en pequeños grupos y con todas las medidas de seguridad. Un centenar de recolectores han completado con éxito su formación técnica, basada en la aplicación rigurosa de medidas de bioseguridad y el uso y mantenimiento adecuado de los equipos de protección personal (EPP), entregados gratuitamente.

“Existen diversos riesgos a los que se enfrenta un recolector, sobre todo porque no se tiene una recolección diferenciada y todo tipo de residuos van a los contenedores de basura común, además del riesgo de exposición a Covid-19”, señala Daniela.

De pequeños grupos y con estrictas normas de bioseguridad fueron capacitados 100 recolectores de base de la ciudad de La Paz. [FOTO: Re.Crea] 

Es por ello que, además de enseñarles a usar los EPP, una de sus tareas ha sido también capacitarlos sobre cómo extender la vida útil de los materiales de bioseguridad. “Reforzar sus conocimientos es importante para apoyar su trabajo y colaborar con una mayor seguridad laboral, previniendo riesgos. Es un aporte que reduce el riesgo de exposición y puede salvar vidas”, explica la ingeniera ambiental.

Para sumar esfuerzos, Re.Crea trabaja bajo el paraguas del convenio de la Fundación Coca-Cola con Helvetas Swiss Intercooperation, que comparte los contenidos de sus talleres a través de la Academia FUNCA, para así también llegar con las capacitaciones a más personas.

Uno de los desafíos del proyecto es el de crear conciencia en los niños y adolescentes sobre el cuidado y apropiación de la naturaleza, a través de un curso especial denominado “Estilos de vida”. Allí se les enseña que el reciclaje es el mejor camino para cuidar el medio ambiente y que por ello se debe empezar a implementar en casa prácticas amigables. Asimismo, se ha consolidado un equipo de voluntarios cuyas actividades se centran en una causa por mes, ya sea la limpieza de ciertas áreas, la reforestación o la reducción del uso del plástico en las acciones cotidianas.