No hay duda que los árboles juegan un rol central en el mantenimiento del equilibrio ambiental que permite a los seres humanos desarrollarse e incluso existir.

Aunque suelen vincularse a bosques -y, en efecto, debemos preservarlos y reforestarlos-, es en las ciudades donde cada día juegan un papel crucial: alrededor del 60% de la población del planeta vive en zonas urbanas.

De la raíz a la punta

Los árboles ofrecen muchos beneficios ya sea en el campo o en la ciudad. Uno de ellos es la reducción del riesgo de inundaciones, gracias a que absorben el agua de lluvia y la devuelven a los mantos subterráneos. Además, sus raíces ayudan a mantener el suelo firme evitando los deslizamientos de tierra, principalmente donde hay colinas.

Otro beneficio es la conservación de energía: una casa rodeada de árboles estará más protegida del sol en verano –logran bajar la temperatura entre 2 y 8°C- y del viento durante el invierno, permitiendo reducir el uso de aire acondicionado y calefacción.

Además, los árboles absorben gases y partículas contaminantes, así como el ruido. También ofrecen frutos o comida para pájaros y otros animales silvestres.

Como si fuera poco, en el ámbito urbano incrementan el valor de las propiedades y mitigan el calor generado por el pavimento, como bien menciona la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En Coca-Cola somos un aliado de los árboles y del medio ambiente

Por todo esto y mucho más, en la Compañía Coca-Cola llevamos adelante acciones para preservar los árboles tanto en zonas urbanas como rurales.  

En México, por ejemplo, desde 2008 la Compañía plantó más de 70 millones de árboles y colaboró en la reforestación de 63.990 hectáreas.

Si te interesa conocer más sobre estas iniciativas, te invitamos a visitar esta página.