Cuidar los árboles es un compromiso que comparten Embol, una de las embotelladoras de Coca-Cola en Bolivia, y sus trabajadores.   Dan cuenta de esos las  seis actividades medioambientales que organizan por año, entre reforestación y limpieza de áreas verdes y ahora, por primera vez, el desafío de trasplantar dos árboles adultos ubicados en uno de los portones de ingreso a la planta central del Parque Industrial en la ciudad de Santa Cruz.

Llevar adelante esta actividad requirió de tiempo y un despliegue logístico de expertos ambientales, maquinaria pesada como grúas y camiones, y más de un centenar de trabajadores que apoyaron y acompañaron el traslado de los árboles a una plaza ubicada en la zona este y sexto anillo de la ciudad. Todos comprometidos con una bandera: el cuidado medioambiental.

Los dos árboles trasplantados serán monitoreados por un equipo de expertos ambientales para su adaptación en su nueva morada 

Marcelo Bejarano, Jefe de planta de Embol, señaló que esta actividad requirió de coordinación con todas las áreas de la planta. “Es parte de nuestra filosofía como empresa ser responsables con el medioambiente. Nos dimos el tiempo de participar junto a la familia de Embol”, indicó entusiasmado, mientras sembraba un par de plantines junto a su esposa y niños.

Los dos árboles trasladados son especies nativas, un mango y una lluvia de oro, de unos 15 años, un peso aproximado de cinco toneladas y una altura de siete metros. Ambos estaban ubicados a un costado del portón norte de la planta, pero debido a una ampliación de 30 metros para el paso de los camiones, fueron removidos y trasplantados.

Trabajar en equipo por el medioambiente: esa consigna volvió a unir a los trabajadores de Embol 

Más acciones por el planeta

Además del traslado, preparado y futuro monitoreo, se realizó el sembrado de 25 plantines de especies arbóreas nativas como el tutumo, tajibo, toborochi, jorori, ochoó y pajarilla, entre otros. Para esta tarea, alrededor de 50 trabajadores se trasladaron voluntariamente hasta la plaza de la urbanización Rico, Distrito 6, al este de la ciudad. “Es un gran aporte para nuestra plaza, que necesita árboles, y los recibimos con alegría”, señaló Wilson Velasco, presidente del barrio donde habitan alrededor de 500 familias.

Embol realiza anualmente una media de seis actividades relacionadas al cuidado del medio ambiente en sus cuatro plantas de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Tarija, donde trabajan 2600 personas. Asimismo, cuenta con una red de 230 trabajadores voluntarios, los Emboluntarios, que organizan actividades de apoyo al medioambiente y a la comunidad en su tiempo libre al menos tres veces al año.

“El cuidado del medio ambiente es fundamental. Somos conscientes de los beneficios que los árboles brindan al desarrollo de las comunidades y de la sustentabilidad. Nuestro objetivo es proteger el medio ambiente y generar conciencia en nuestra comunidad”, señaló Luis Lugones, Gerente Nacional de Gestión Pública y RSE de Embol.

Esta actividad de la embotelladora se suma a las que desarrolla en el país el Sistema Coca-Cola Bolivia en el marco de su compromiso con el cuidado del agua,  que incluye reducción de uso, reciclaje y tratamiento de agua en las plantas embotelladoras, y acciones como la reforestación, que ayudan a una mejor absorción de agua en los suelos.