La Asociación de Padres, Tutores y Voluntarios de Personas con Discapacidad gestionará 10 contenedores Vital entregados por Coca-Cola Bolivia y la embotelladora Embol. Lo obtenido por la venta del material reciclable que se recupere servirá para financiar la compra de medicamentos.

“Estábamos en busca de un proyecto que tuviese que ver con el cuidado del medioambiente. Esta es una gran oportunidad para nosotros”, cuenta entusiasmada Carola Soruco, integrante de la directiva de la Asociación de Padres, Tutores y Voluntarios de Personas con Discapacidad, que ahora administra 10 contenedores de reciclaje de Vital, entregados por Coca-Cola Bolivia en Tarija, a través del Gobierno Municipal.

La entrega de estos contenedores se enmarca en la campaña de la Compañía “Cambiemos la Herencia” de la marca de agua Vital, que invita a tomar conciencia sobre el valor de los residuos y a empoderar a las personas para el cambio de hábitos.

Coca-Cola Bolivia y la embotelladora Embol forjaron una alianza con la Empresa de Aseo Urbano del Gobierno Municipal de Tarija y la Asociación de Padres, Tutores y Voluntarios de Personas con Discapacidad, para trabajar juntos por la recolección y revalorización de los materiales reciclables, como los envases de plástico PET.

La iniciativa beneficia directamente a las 130 familias que integran la asociación, quienes comprarán medicamentos para sus hijos gracias a la comercialización del material reciclable.

“A veces la discapacidad es sinónimo de mendicidad, pero nosotros queremos aportar trabajando a favor del medioambiente. Ya trabajamos con reciclado y venta de botellas plásticas, ahora lo haremos a través de los contenedores”, explica Juan Manuel Javier Castillo, presidente de la asociación.

El entusiasmo de los padres es evidente y se nota en su rápido accionar para ponerse manos a la obra. Para la administración de los contenedores se distribuyeron en grupos de WhatsApp y así ordenar el monitoreo, acopio y entrega del material a la empresa revalorizadora Empacar. Además, identificaron las zonas comerciales y de mayor afluencia de personas para allí colocar los contenedores: el mercado Norte, el mercado Sur, la circunvalación, plazas, centros deportivos, comedores, entre otros.

La iniciativa de Coca-Cola Bolivia se replica en otras ciudades del país como La Paz, donde ya se entregaron más de 100 contenedores y se espera que en los próximos meses el alcance sea nacional. Además, la Compañía cuenta con un sitio web especial para que las personas puedan ubicar de forma fácil y rápida los puntos donde se encuentran estos contenedores en cada ciudad.

Estas acciones representan un paso más en el compromiso global de la Compañía de trabajar por Un Mundo sin Residuos, por el que busca recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para el 2030.

El trabajo para salir adelante

La Asociación de Padres, Tutores y Voluntarios de Personas con Discapacidad se creó en 2010 y con el tiempo se fue consolidando un grupo muy unido, que los ha llevado a involucrarse en proyectos que beneficien al colectivo, cuyos hijos tienen entre 6 y 35 años. Asimismo, suelen apoyar como voluntarios en las actividades organizadas por la Alcaldía y Gobernación departamental.

La mayoría de las familias no cuentan con seguro médico y no pueden cubrir el costo de los medicamentos. El proyecto de los contenedores de Vital no es la primera iniciativa medioambiental a la que se suman, con ayuda de otras organizaciones ofrecieron talleres a su comunidad para capacitarlos en la clasificación de residuos y compost.