La empresa de reciclaje y elaboración de envases Empacar fabrica sus botellas con PET reciclado desde hace una década. En 2020, la organización, socia estratégica de Coca-Cola Bolivia, empezó a fabricar botellas realizadas 100% de resina reciclada. Y en 2021, inicia una nueva era con la implementación de paneles solares en sus instalaciones.

“La basura es materia prima colocada en el lugar incorrecto. El 50% de la basura en Bolivia se puede reciclar y tener más vidas”, afirmó de manera contundente Carlos Limpias, Gerente de Empacar, durante su intervención en el evento virtual de Global Shapers Hub Santa Cruz, la agrupación de jóvenes impulsada por el Foro Económico Mundial (WEF), un webinar que invitó a reflexionar sobre sustentabilidad y economía circular.

Después de 44 años, la empresa Empacar, socia estratégica de Coca-Cola Bolivia, continúa a paso firme en el camino para fortalecer su modelo de economía circular. Y es que, además de trabajar con materiales reciclados para la elaboración de envases, ahora incursionan en la era de la energía solar. Y es que, desde 2021, sus instalaciones administrativas se abastecen de energía generada por 65 paneles solares, lo que se suma al funcionamiento de una planta de generación de energía con gas para el funcionamiento de la producción operativa. 

“La sostenibilidad es un desafío existencial en nuestro tiempo. Iniciamos nuestra era solar. Seguimos en esta carrera verde porque el mundo necesita soluciones que cuiden el medio ambiente”, añadió Carlos, quien está al frente de la única planta de Bolivia que recicla al mes unas mil toneladas de botellas plásticas.

Desde su creación, Empacar siempre fue una empresa sustentable, que surgió con el objetivo de darle una nueva oportunidad a materiales reciclables como cartón, papel y plástico. En 2009 se convirtió en la primera planta en Sudamérica en reciclar el PET y la quinta en el mundo. Y desde entonces, Coca-Cola Bolivia acompañó ese paso importante y sus botellas empezaron a fabricarse con una proporción de resina reciclada. Siguiendo con la innovación y el cuidado del ambiente, el próximo paso llegó en marzo de 2020, cuando las botellas de Vital pasaron a estar fabricadas 100% de resina reciclada, un hito para la Compañía en Bolivia.

“Bolivia es un referente mundial desde el punto de vista del reciclaje del PET”, apuntó Carlos, y puso como ejemplo el caso de Sprite, que cambió el color de sus envases para facilitar el reciclaje: “Una marca que usaba PET verde ahora es transparente, que es más fácil de reciclar. Eso muestra la tendencia y hacia dónde van las empresas”.

La planta de Empacar logra revalorizar al mes unas mil toneladas de botellas plásticas

La pandemia como oportunidad de crecimiento

La crisis sanitaria mundial por Covid-19 también significó un gran desafío para Empacar debido a que el material reciclable escaseaba y era más difícil llegar a la población.

Frente a ese escenario, Empacar decidió abrir su propia tienda, Empacar Express, en el cuarto anillo de la avenida Paraguá en Santa Cruz, que ofrece una serie de productos exclusivos para emprendedores: productos para el delivery, embalaje y empaques, entre otros.

“La pandemia nos dio un empujón para emprender y hay una sensación de optimismo este 2021”, concluyó Carlos.