La propuesta de la diseñadora boliviana Marión Macedo rompe los esquemas de la moda y el arte, llevando en todas sus creaciones un fuerte mensaje para impulsar el reciclaje y dar otra vida a materiales que muchos descartan.

“Lo que yo ofrezco es un reciclaje con diseño decorativo y artístico, y eso marca la diferencia”, expresa Marión.

La artista comentó que su relación con los materiales reciclados fue “amor a primera vista” y que decidió experimentar la versatilidad de cada uno de ellos para incluirlos en prendas de vestir y en objetos de arte. “Estos materiales tienen magia”, señaló.

Así, la diseñadora crea exclusivas prendas con botellas PET, tapas, distintas clases de papel, bolsas de plástico, CDs, cables e incluso llegó a utilizar cortezas de árboles y lianas. También utiliza un material que se conoce como “forro galleta”, una especie de tela hecha con fibras de botellas PET con el que ha creado varios vestidos y obras de arte.

La diseñadora boliviana Marión Macedo, con uno de sus diseños hecho en “forro galleta”, una tela realizada con fibras de botellas PET.

El reciclaje que busca inspirar

Para Marión el reciclaje es una necesidad y una forma de vida que ha despertado su creatividad. De esta manera, a través de la moda, ella quiere que la población tome consciencia sobre la importancia de reutilizar materiales.

“Creo que el reciclaje ya no es una opción sino una necesidad básica; por ello, me mantengo firme en ofrecer productos que son ambientalmente amigables”, sostuvo la diseñadora.

Además, contó que la gente tiene muy buena recepción de su trabajo. Marión realiza desfiles de moda en la calle para mostrar que es posible asumir un cambio y aportar al mismo desde diferentes aristas, en su caso desde el arte y la moda.

El trabajo de la diseñadora no sólo se ha mostrado en diferentes departamentos de Bolivia, sino también ha trascendido las fronteras y ha llegado a importantes exposiciones de Francia, Holanda, Tokio, Ecuador, entre otros países que han admirado el trabajo de la boliviana.

“Pido a las personas que valoren el arte en reciclaje, este tiene el mismo valor que cualquier otro material. Son propuestas nuevas que salen de todos nosotros que trabajamos con el corazón.”, finalizó Marión.

Si quieres conocer más historias de reciclaje en Bolivia haz click aquí.