El millón de habitantes de la ciudad de La Paz descarta unas 600 toneladas de basura por día. Más del 80% de esos desechos pueden reciclarse: el 60% son residuos orgánicos y el 20% restante es material reciclable (papel, cartón, aluminio y plástico). Con el objetivo de convertirse en la primera ciudad ecoeficiente de Bolivia, desde 2018 la urbe lleva adelante el recojo diferenciado de residuos sólidos.

Journey visitó las Islas Verdes de La Paz, ubicadas en Achumani y Miraflores, donde los ciudadanos depositan sus residuos en  contendedores diferenciados: color azul para residuos de papel y cartón;, amarillo para plásticos y verde para otros residuos. Un camión de carga lateral recoge el material y lo traslada hasta la planta de separación y clasificación en Alpacoma. Finalmente, empresas privadas como Papelbol, Empacar, Envibol recogen el material separado para su posterior transformación.