Las pequeñas y medianas empresas (pymes) representan uno de los grandes motores de la economía boliviana -generan el 40% de los empleos nacionales-, y las tiendas de barrio forman parte de ese importante conjunto. Por eso, desde Coca-Cola Bolivia siempre se ha trabajado para apoyar a los pequeños comercios y fortalecer alianzas estratégicas que permitan avanzar en los compromisos globales de la Compañía. Más de 70.000 tiendas de barrio forman parte de la cadena de valor de Coca-Cola Bolivia: eso implica contar con más de 70.000 aliados por Un Mundo sin Residuos.

Las tiendas de barrio tienen un diferencial que las hace únicas: están insertas en sus comunidades, presentes en las grandes ciudades y en las zonas más alejadas de las urbes. Sus clientes suelen ser vecinos y amigos, por lo que la cercanía y la confianza también marcan una importante diferencia con otros negocios. Durante la pandemia, incluso, las tiendas redoblaron sus esfuerzos para poder seguir abiertas tomando en cuenta todas las medidas de bioseguridad y apostando por los canales digitales para llegar a sus clientes.

Esa capacidad de reinvención y resiliencia de las tiendas no es ajena a los grandes desafíos del planeta, como lo es el cuidado del medio ambiente. Por eso, Coca-Cola Bolivia trabaja de forma permanente junto a los comercios de cercanía para promover acciones en las comunidades que permitan ir hacia Un Mundo sin Residuos, el compromiso global por el que la Compañía se compromete a recolectar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para 2030.

Una de las principales acciones por las que trabajan en conjunto las tiendas y la Compañía es el incentivo del uso de botellas retornables a la hora de comprar las diferentes bebidas. “Las botellas retornables tienen un precio menor e incentivan al ahorro. Por otra parte, migrar a la retornabilidad nos ayuda a la reutilización de las botellas una y otra vez, y con ello cuidamos el planeta”, explica Danilo Pavisic, Gerente Nacional Comercial Embol, una de las embotelladoras de Coca-Cola en Bolivia.

“Las tiendas se han convertido en el canal más importante de distribución de empaques retornables de Embol. En Bolivia las tiendas de barrio juegan un papel fundamental ya que se convierten en el vínculo entre el consumidor y la Compañía”, señala Daniel, y agrega datos ilustrativos: el 55% de los productos distribuidos en las más de 70.000 tiendas de barrio corresponden a empaques retornables, al tiempo que las ciudades de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz concentran la mayor cantidad de ventas en ese tipo de empaques.

El fortalecimiento de las ventas de retornables en las tiendas ha hecho que tanto la embotelladora como la Compañía prioricen el abastecimiento en estos puntos de venta, además de cooperar codo a codo para mejorar su trabajo diario. “Trabajamos de la mano con las tiendas, las capacitamos, dotamos de equipos de bioseguridad y proveemos de productos constantemente”, explica Danilo. Y durante la pandemia, Coca-Cola Bolivia redobló su apuesta por el canal tradicional con acciones de apoyo a la reactivación económica enmarcadas en la plataforma regional “Juntos Salimos Adelante”.

“La retornabilidad tiene un rol primordial en la distribución que tienen las tiendas ya que promueven las bebidas retornables en todos los puntos por su dispersión geográfica, que llega tanto a capitales como a provincias, y eso nos ayuda a llegar con las retornables de forma horizontal”, señala Danilo.

En las tiendas se da ese momento clave en el ciclo de la retornabilidad: los clientes llegan a la tienda con sus envases vacíos y se llevan botellas llenas. “La botella va y viene”, ilustra Danilo, y agrega que un 35% de los productos del portafolio de Coca-Cola Bolivia posee una presentación retornable. Y en el horizonte cercano está el objetivo de ampliar cada vez más esa cifra.

Por esa razón, a inicios de 2021 se lanza oficialmente en Bolivia la Botella Única, un envase retornable de PET, de 2 litros, que, tras pasar por un estricto proceso de higienización, puede volver a usarse para cualquiera de las bebidas gaseosas que ofrece la Compañía en el país.

Algunos datos curiosos

·     Alrededor de 835.000 botellas retornables, entre vidrio y PET, ingresan al día a planta para su lavado y desinfección.

·         Santa Cruz tiene el porcentaje más alto de botellas de vidrio en circulación (50%).

·         La planta de Cochabamba recibe el 55% de botellas PET retornable.

·       El 92% de las botellas retornables de PET y el 98% de vidrio que ingresan al día a la planta están en condiciones de ser reutilizadas.