Las botellas retornables tienen cuatro características que las hacen sustentables y circulares, que pueden resumirse en cuatro erres: reducir, recuperar, reutilizar y reciclar. Conoce más sobre estos envases que representan un gran aporte al compromiso global por Un Mundo sin Residuos.

¿Por qué es importante elegir botellas retornables? ¿Qué las hace sustentables y circulares? Para explicarlo, podemos resumir sus características en las cuatro “R” de la retornabilidad.

Reducir. Las retornables sí reducen. ¿Por qué? Porque mientras más se usa una misma botella, menos se necesita fabricar nuevas. De hecho, al utilizar 2 envases retornables estamos ahorrando el 80% del material virgen.

Recuperar. El sistema de distribución que pone las bebidas en envases retornables en las tiendas de barrio y lleva los vacíos a la planta, está recuperando las botellas que están en circulación. Y es el mismo camión que lleva las botellas llenas el que retorna con los envases vacíos a la fábrica. En Santa Cruz, por ejemplo, donde se encuentra una de las plantas embotelladoras, retornan por día 220.000 botellas desde las tiendas de barrio.

Reutilizar. La clave del sistema de retornables está basada en volver a usar el mismo envase, que fue diseñado para extender lo más posible su ciclo de uso sin perder calidad. Si conserva intactas sus propiedades, la misma botella retornable de plástico se puede llenar, en promedio, 12 veces en una media de dos años; mientras que la retornable de vidrio circula 20 veces en cinco años aproximadamente.

Reciclar. El ciclo de las retornables es tan circular que cuando terminan su vida útil no se van a la basura, sino que se reciclan. Las botellas plásticas se funden y el PET resultante se usa para fabricar nuevos envases, ropa y otros productos.

Más de 835.000 botellas retornables ingresan a diario en las diferentes plantas embotelladoras de Coca-Cola Bolivia, con el objetivo de quedar en óptimas condiciones para volver a ser llenadas y regresar al mercado. En cada planta tiene lugar un exhaustivo proceso de higienización y control que garantiza la seguridad del ciclo de la retornabilidad.

La venta de bebidas en botellas retornables representa el 55% de las transacciones de Coca-Cola Bolivia. Y del total de productos que la Compañía distribuye en las más de 70.000 tiendas de barrio que forman parte de su cadena de valor, el 55% tiene una presentación retornable. Los pequeños comercios se han convertido en grandes aliados por Un Mundo sin Residuos, el compromiso global de la Compañía por el que busca recolectar y reciclar el 100% de los envases que pone en el mercado para el 2030.