Una botella de plástico retornable puede dar hasta 12 vueltas y una de vidrio hasta 20 antes de salir de circulación y ser reciclada. Elegirlas es elegir cuidar la economía familiar y el medio ambiente. Te contamos por qué estas botellas sustentables contribuyen a nuestro compromiso por Un Mundo sin Residuos.

El consumo en botellas retornables caló hondo entre los bolivianos. Y la nueva campaña publicitaria de Coca-Cola Bolivia así lo refleja: no solo promueve la elección de envases retornables sino que también da cuenta de la extensión y llegada que ya tienen estas botellas sustentables en el país. De hecho, seis de cada diez bolivianos las prefieren a la hora de comprar sus bebidas favoritas, por ser más económicas y más sustentables. Está a la vista, por ejemplo, en las tiendas de barrio, donde las retornables son las estrellas.

¿Por qué elegir botellas retornables es elegir cuidar el ambiente? Porque una botella retornable de plástico PET puede usarse hasta 12 veces, y una retornable de vidrio hasta 20 veces; luego, ambas pueden reciclarse. Esto significa un menor consumo de materias primas y menos residuos circulando. Para hacerlo posible, la garantía de seguridad de este ciclo de ida y vuelta es el riguroso proceso de higiene que debe atravesar cada una de las botellas antes de volver al mercado.

Con la promoción de las botellas retornables, Coca-Cola Bolivia contribuye de forma significativa al compromiso global de la Compañía de trabajar por Un Mundo sin Residuos, la iniciativa por la que la Compañía se propone recolectar y reciclar el 100% de los envases que coloca en mercado para 2030.

¡Elijamos retornables y trabajemos juntos por Un Mundo sin Residuos!