En primer lugar, queremos solidarizarnos desde este espacio con quienes están siendo afectados por el coronavirus, y dar nuestras más sinceras condolencias a las familias y amigos de quienes hayan sido impactados trágicamente por esta pandemia.

Como Compañía, seguimos cuidadosamente las pautas gubernamentales en cada uno de los mercados en los que operamos y tomamos medidas de precaución para hacer todo lo posible para evitar una mayor propagación del virus.

Por principio, siempre daremos prioridad a la salud y seguridad de nuestros asociados, consumidores, clientes y comunidades. El enfoque de nuestra Compañía en esta difícil situación se basa en nuestro propósito: poner a las personas en el centro de nuestras decisiones.

Desde que se detectó el virus a fines de 2019, hemos implementado medidas de precaución para proteger a los empleados en nuestras instalaciones en todo el mundo.

Eso incluyó, entre otras medidas, el suministro de toallitas con alcohol y desinfectantes para manos; la instalación de controles de temperatura en ciertas oficinas internacionales e instalaciones de fabricación; y el establecimiento de mecanismos de vigilancia de salud en las regiones afectadas.

Los hitos clave en la respuesta de nuestra Compañía al coronavirus se detallan a continuación y se seguirán actualizando.

Implementación de planes de continuidad del negocio

Garantizamos alrededor del mundo la continuidad de nuestras operaciones, mientras tomamos en paralelo todas las medidas necesarias para mantener a nuestros equipos sanos y seguros.

El desafío ha sido mayor en regiones donde las instalaciones han tenido que cerrar temporalmente, como China, Corea, Japón e Italia. Los empleados en algunas áreas muy afectadas, por ejemplo, crearon con éxito grillas de horarios en los que alternan trabajo de forma remota. También hemos utilizado turnos escalonados de producción para proteger la salud de los empleados y mantener las operaciones. Pusimos a prueba nuestra infraestructura de IT (Information Technology) por adelantado, incluso en nuestra sede global, a través de ejercicios de preparación en los que los empleados debieron trabajar de forma remota.

Protección de la salud del empleado y la seguridad del producto

Los equipos locales de todo el mundo han desarrollado planes para garantizar que todas las instalaciones, desde las oficinas hasta la producción y distribución, tengan planes apropiados para proteger a nuestros empleados y garantizar que todos nuestros productos sean seguros. 

Desde que comenzó el brote de coronavirus, hemos implementado rutinas adicionales de limpieza y desinfección, enfocadas en superficies de alto contacto, y hemos tomado medidas para restringir los visitantes a nuestras instalaciones.

Allí donde se requiera, las interacciones con los conductores de reparto se han limitado manteniendo una separación adecuada y limitando la necesidad de dejar sus camiones. Las plantas están preparadas para implementar turnos divididos, con el distanciamiento apropiado basado en las pautas emitidas por los gobiernos locales. Incluso para evitar el contacto de turno a turno, si fuera necesario. 

También hemos reforzado las pautas de higiene y exposición de los equipos de salud con nuestros empleados. Si un empleado estuviera enfermo o hubiera tenido contacto directo o indirecto con alguien con COVID-19, implementaremos de inmediato nuestros protocolos de aislamiento y desinfección y comenzaremos las cuarentenas necesarias, de acuerdo con la guía de las autoridades de salud locales.

Es importante tener en cuenta que los empleados de nuestra planta tienen un contacto mínimo o nulo con nuestros productos terminados. Según los Centros para Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), no se ha conocido la transmisión del coronavirus a través de los alimentos, y "existe un riesgo extremadamente bajo de propagación a través de productos alimenticios o envases que hacen un recorrido de días o semanas a temperatura ambiente, refrigerada o congelada".

Fomentar el trabajo remoto donde sea posible

En línea con las recomendaciones para reducir las grandes reuniones y aumentar el distanciamiento social, la Compañía Coca-Cola ha pedido a muchos empleados de oficina que trabajen de forma remota. En Bolivia, por ejemplo, todos los empleados de la Compañía están trabajando bajo esta modalidad desde el 16 de marzo.

La Compañía tiene la intención de volver a las operaciones normales el 6 de abril, pero continuará reevaluando sus planes. 

Orientación de viaje para empleados

Los viajes de nuestros empleados se han suspendido o limitado en algunos mercados internacionales y en algunos países. Para los mercados donde no hay restricciones, les hemos pedido a todos los empleados que determinen con sus gerentes si el viaje es urgente o puede posponerse. Para grandes eventos seguimos las recomendaciones de las autoridades locales.

Equipos de respuesta

Hemos activado en todo el mundo los equipos de Gestión de incidentes y Resolución de crisis (IMCR, por sus siglas en inglés), que coordinan de manera centralizada las acciones de los equipos de la Compañía con nuestros socios embotelladores. La Compañía ha implementado su proceso de IMCR durante 20 años.

Donaciones

El sistema Coca-Cola y la Fundación Coca-Cola han hecho contribuciones para apoyar los esfuerzos de ayuda en China y Corea, y estamos revisando casos adicionales para apoyar a otras comunidades en Latinoamérica y el resto de los territorios afectados. El Fondo de Ayuda para Desastres de los Empleados de Coca-Cola también está preparado para proporcionar ayuda financiera a los empleados afectados por el COVID-19, si fuera necesar