En línea con su iniciativa global Un Mundo Sin Residuos, por el que la Compañía se comprometió a recuperar y reciclar el 100% de los envases que, Coca-Cola lanzó en Bolivia una campaña para promover la reutilización de envases y el cambio de hábitos.  

La Paz y Santa Cruz fueron, con días de diferencia, protagonistas del lanzamiento de “Vivir más retornables”, la campaña de Coca-Coca que apuesta por la retornabilidad de los envases como una manera de vivir en un mundo más sustentab

La Compañía, pionera y líder en la fabricación de envases retornables de desde hace más de 75 años, marca con este lanzamiento el rumbo de Coca-Cola en Bolivia para 2019 y consolida el modelo de economía circular adoptado a nivel global.

Guillermo Gonzales-Quint, Gerente General de Coca-Cola en Bolivia, indicó que actualmente el envase retornable representa el 30% del volumen de ventas en el país. “Creemos que los consumidores agradecen la oportunidad de ahorrar y al mismo tiempo ser actores de manera concreta en beneficio del medioambiente. Además, esta iniciativa forma parte de una estrategia para crecer con conciencia, para convertirnos en una Compañía Integral de Bebidas que continúe por el camino de la economía circular”,  aseguró.

Los Gerentes Regionales de Embol La Paz, Jaime Tapia, y de Santa Cruz, Antonio Espinoza, resaltaron las bondades del uso de materiales retornables y el compromiso que asumió la embotelladora para la reutilización de sus envases. Según Antonio, en Bolivia, los envases de plástico puede ser reutilizado ocho veces, mientras que los vidrio hasta 20, siempre que pasen los estrictos controles de calidad a los que son sometidos. “Queremos contribuir de forma responsable al crecimiento de la Compañía y del país. Esto es algo grande y de impacto positivo”, enfatizó Jaime, quien cree que un futuro próximo el porcentaje de botellas retornables será mayor a las desechables.

La iniciativa se enmarca en el programa global Un Mundo sin Residuos, por el que Coca-Cola se compromete a reciclar el equivalente al 100% de sus envases comercializados a nivel mundial para 2030. Sobre esta misma línea el Sistema Coca-Cola de Bolivia cuenta con el programa Botella a Botella, que consolida a la empresa como la primera industria nacional de bebidas en alcanzar la meta de utilizar 30% de resina reciclada para elaborar nuevos envases.